En el primer semestre

El déficit de la tarifa eléctrica fue de 2.256 millones

El déficit de tarifa (diferencia entre los costes regulados del sistema eléctrico y los ingresos que se obtienen por el recibo de la luz) alcanzó 2.256 millones de euros en el primer semestre, mientras que el Gobierno pretende no superar 3.000 millones en el conjunto de 2010.

En los seis primeros meses, las tecnologías pertenecientes al régimen especial (renovables y cogeneración) recibieron 3.509 millones de euros en subvenciones, según la sexta liquidación del sector eléctrico publicada hoy por la Comisión Nacional de Energía (CNE).

El Gobierno aprobó el pasado año un programa para acabar con el déficit de tarifa soportado por las empresas eléctricas mediante un proceso de titulización (conversión de los derechos de cobro en títulos negociables en el mercado).

Además, elaboró un calendario para reducir progresivamente el déficit generado cada año, con el objetivo de que los gastos y los ingresos se equilibren en 2013 y fijó algunas metas intermedias, como la de no superar 3.000 millones de euros de deuda adicional en 2010.

La mayor parte de los ingresos en el primer semestre (5.451 millones de euros) correspondieron a los peajes de acceso pagados por las eléctricas, que se han incrementado en los últimos años con el objetivo de que en 2013 puedan sostener todos los gastos del sistema.

El Gobierno había propuesto una nueva subida de las tarifas de acceso para el segundo semestre, pero se vio finalmente suspendida tras el acuerdo alcanzado con el PP para la congelación de la tarifa eléctrica.

Por lo que respecta a los gastos, el principal coste del sistema eléctrico en el primer semestre, con 3.509 millones de euros, correspondió a las primas del régimen especial, de los que 1.000 millones fueron destinados a tecnologías subvencionadas no renovables, como la cogeneración o el tratamiento de residuos.

Según el documento específico de liquidación del régimen especial, en los seis primeros meses la energía solar fotovoltaica recibió 1.258 millones de euros, la eólica 994 millones y la termosolar 57 millones por cubrir, respectivamente, el 3%, el 11,5% y el 0,3% de la demanda eléctrica nacional.

En cuanto al coste del resto de las actividades reguladas, 2.113 millones de euros fueron a parar a la distribución, 663 millones al transporte, 176 millones al sistema de interrumpibilidad del mercado y 132 millones para el plan de ahorro y eficiencia energética, entre otros conceptos.