Asistirá Barack Obama

La UE y EEUU celebrarán una cumbre en Lisboa el 20 de noviembre

La Unión Europea y Estados Unidos celebrarán una cumbre el próximo 20 de noviembre en Lisboa, con la asistencia del presidente estadounidense, Barack Obama, se anunció hoy.

Los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, anunciaron en un comunicado la cita, que llegará tras una invitación de la parte comunitaria.

La reunión de Lisboa permitirá a ambas partes reanudar los contactos al más alto nivel después de que Obama no acudiera a una cumbre con la UE en mayo pasado que había programado la entonces presidencia de turno española.

Para acordar la fecha y el lugar del encuentro, se aprovechó que Obama y muchos de los dirigentes comunitarios se encontrarán en la capital portuguesa en esas fechas con motivo de una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN que tendrá lugar en la ciudad el 19 y el 20 de noviembre.

Varias fuentes diplomáticas han avanzado que la reunión UE-EE UU al más alto nivel estará centrada en cuestiones de política exterior, como Afganistán, Pakistán, el terrorismo o la lucha contra la proliferación de armas de destrucción masiva.

La cumbre será la primera desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa y su celebración "refleja el compromiso" de las presidencias española y belga de la UE para que tenga lugar durante este año, según la nota comunitaria.

Tras asumir el cargo en enero de 2009, Obama participó en varios encuentros con la UE durante ese año, pero la continuación de la crisis económica en EE UU le hizo reorientar su política de viajes y reuniones en el exterior para centrarse en su agenda interna.

Los veintisiete países comunitarios sufrieron un golpe tras la decisión de la Casa Blanca de no reunirse con la UE en mayo, después de que la entrada en vigor del Tratado de Lisboa había creado precisamente nuevas estructuras para reforzar la política exterior europea y su visibilidad en el mundo.

La UE destacó hoy, al anunciar la cumbre, que la relación bilateral entre Bruselas y Washington es "única" tanto en el lado político como en el económico.

La Unión Europea y EE UU mantienen un comercio anual que totaliza 4,28 billones de dólares y entre ambos suponen el 80% de toda la ayuda mundial al desarrollo.