Frente al 3,2% registrado el mes anterior

La inflación de Reino Unido se situó en el 3,1% durante el mes de julio

La inflación de Reino Unido se situó en el 3,1% durante el mes de julio, frente al 3,2% registrado el mes anterior, según los datos del Índice de Precios de Consumo (IPC) divulgados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

La ONS también informó de que el Índice de Precios Minoristas (RPI, inglés), que incluye el pago de los intereses de las hipotecas y que se utiliza en este país para calcular los aumentos de sueldos, pensiones, impuesto municipal y pagos hipotecarios, bajó a un 4,8% en julio, frente al 5% registrado en junio.

Los datos publicados hoy siguen la línea esperada por los analistas de la City (centro financiero de Londres) y aunque se trata de la tercera caída consecutiva que experimenta este índice, continúa sobrepasando el objetivo del 2% fijado por el Banco de Inglaterra.

La ONS señaló que los precios de los alimentos aumentaron un 0,7% entre junio y julio, el mayor aumento mensual registrado en dos años.

La elevada inflación motivará que el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, escriba otra carta abierta al titular de Finanzas del Reino Unido, George Osborne, para pedirle explicaciones por estos índices.

La caída en los costes del petróleo y en los automóviles de segunda mano, en contraste con las subidas registradas hace un año, ayudaron a aliviar al IPC.