Los recursos se pondrán en producción en breve

Repsol prevé ingresar 3.900 millones con el nuevo pozo en Bolivia

El consorcio YPFB-Andina, participado en un 48,9% por Repsol y en un 50,4% por el Estado boliviano a través de YPFB, prevé que el nuevo descubrimiento de gas en Bolivia le genere ingresos de 5.000 millones de dólares (unos 3.900 millones de euros), según avanzó el presidente de YPFB, Carlos Villegas.

A esta cantidad hay que añadirle la valoración del condensado y del gas licuado de petróleo, según indicó el directivo. El pozo RGD 22, situado en la región de Río Grande del departamento de Santa Cruz, aportará unos recursos de un trillón de pies cúbicos de gas, equivalentes a diez meses del consumo de España, que podrán ser puestos en producción en breve plazo.

El gerente del consorcio, Mario Arenas, indicó que los socios harán una inversión de 50 millones de dólares (39 millones de euros) para la explotación del gas descubierto.

REPSOL 12,35 0,04%

Los dos directivos de YPFB realizaron estas declaraciones en el acto de apertura del pozo, que contó con la presencia del ministro de Hidrocarburos y Energía de Bolivia, Luis Fernando Vincenti.

Los recursos que se obtengan del pozo podrán ser puestos en producción en un breve plazo de tiempo, ya que el campo Río Grande cuenta con la infraestructura necesaria. Este campo está en producción desde 1968, pero en formaciones geológicas diferentes a la descubierta ahora.

Con el hallazgo, YPFB Andina se consolida como el principal productor de hidrocarburos de Bolivia, dado que antes del descubrimiento del pozo RGD 22 ya aportaba el 39% de la producción nacional de gas natural y el 37% de condensado.

Producción

La petrolera española está desarrollando en Bolivia los campos de Huacaya y Margarita, lo que multiplicará por siete su producción actual. En 2009, su producción en el país se elevó a 1,9 Mbbl (millones de barriles) de petróleo y 31.500 millones de pies cúbicos de gas.