Una subida

La economía francesa creció un 0,6% en el segundo trimestre

El Producto Interior Bruto (PIB) de Francia creció un 0,6% en el segundo trimestre del año tras el incremento del 0,2% registrado en el primer trimestre, anunció hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE).

Es una subida "tres veces superior" al del primer trimestre, subrayó la ministra de Economía, Christine Lagarde, quien atribuyó este resultado a la evolución del consumo privado y, sobre todo, a la recuperación de la inversión empresarial.

En unas declaraciones a la emisora de radio Europe 1, Lagarde explicó que con un crecimiento del 0,2% en los últimos dos trimestres del año se alcanzaría ya la previsión del Gobierno para todo el ejercicio, fijada en el 1,4%.

El INSEE precisó en un comunicado que la aceleración del segundo trimestre ha sido posible gracias al repunte de la formación bruta de capital fijo que en el segundo trimestre, y por primera vez desde principios de 2008, registró un fuerte avance (0,8%). También aumentó el consumo privado, un 0,4%, después de que en el trimestre anterior se mantuviera estable.

Entre abril y junio pasados las importaciones aumentaron el 4,2%, un resultado muy superior al de las importaciones, que se incrementaron un 2,7%, por lo que el saldo comercial se deterioró, según el comunicado difundido por el INSEE.

Este impacto negativo se ha visto compensado por las existencias acumuladas de las empresas que, con un incremento del 0,6%, representaron la principal contribución al crecimiento de este trimestre.

La industria manufacturera creció un 1,2%, frente al incremento del 0,6% registrado en el primer trimestre. Para el tercer trimestre del año, el Banco de Francia ha pronosticado un aumento del 0,3%.