Nueva batalla corporativa

Venta de activos y más deuda en el horizonte de la operadora

Los analistas aplauden la compra de CVC por el precio y las perspectivas, aunque la Bolsa penaliza la operación

Consenso entre los analistas con respecto a la operación de venta del 15,55% de Abertis al fondo de capital riesgo CVC en una operación valorada en 2.863 millones de euros. En su opinión, el precio es ajustado y da a la cotización recorrido al alza. Y la entrada de los nuevos inversores, además, no deberá suponer un cambio sustancial en la estrategia de la compañía.

æpermil;sta es la opinión de Alberto Roldán, analista de Inverseguros, quien estima que la concesionaria cuenta con una estructura "bien diferenciada" en la que, hasta ahora, ACS y La Caixa "han tenido una influencia mínima. No creo que eso se vaya a romper tras esta operación", aseguró.

Roldán estima que CVC "querrá maximizar su inversión", a diferencia de los otros accionistas, a los que le supone una mayor vocación de permanencia y de miras a más largo plazo. Por eso, no es de descartar que se produzca un mayor apalancamiento en un momento dado. Algo no preocupante, dados los excelentes activos con que cuenta Abertis.

ABERTIS 18,36 0,00%

Javier de Jaime, managing partner de CVC, da la razón al analista. "Abertis es una magnífica compañía, con activos de gran valor en los diferentes sectores en los que opera". En su opinión, la inversión se realiza "en la parte baja del ciclo, en una compañía que ha demostrado enorme resistencia y solidez en las circunstancias adversas de los dos últimos años".

De hecho, según los expertos, la venta de activos de la concesionaria puede pasar a un primer plano después de esta operación. "ACS y CVC han encontrado una estructura accionarial para Abertis que les permitirá acelerar la desinversión en activos no estratégicos y La Caixa también debería apoyar estas ventas a corto plazo", aseguró por su parte a Reuters un analista de uno de los mayores bancos europeos que pidió permanecer en el anonimato. Entre esos activos podrían incluirse las participaciones minoritarias en las concesionarias Brisa y Atlantia. Criteria, el holding cotizado de La Caixa, manifestó ayer su intención de mantenerse como accionista de referencia de Abertis, donde controla el 29% y confió en que la actual política de dividendos de Abertis se mantenga, tras la operación entre ACS y CVC.

La concesionaria presenta una cartera sumamente diversificada. A cierre del primer semestre, el 50% de los ingresos y el 47% del Ebitda se generaron fuera de España, principalmente en Francia, Gran Bretaña y Chile.

Un 74% de los ingresos procede del negocio de autopistas, y el 26% restante se reparte entre las actividades de infraestructuras de telecomunicaciones (el 15% del total), aeropuertos (7%), aparcamientos (4%) y parques logísticos (1%). En el periodo, el beneficio neto del grupo se incrementó un 5,1% hasta 335 millones, con un Ebitda de 1.177 millones, lo que constituye un alza del 6,6%, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en los 704 millones de euros (un 4% más) y el flujo de caja ascendió a 772 millones, con un repunte del 11,2%.

A cierre del semestre, la deuda neta de la compañía se sitúa en los 14.722 millones. Del total del apalancamiento, un 57% se ha constituido con garantía de los propios proyectos (sin recurso).

Los datos de tráfico en el conjunto de la red de autopistas de Abertis experimentaron una ligera caída con respecto al primer trimestre del ejercicio, con 21.704 vehículos, lo que supone un descenso del 0,7%. Aún así, en el negocio de autopistas, los ingresos de explotación hasta junio alcanzaron los 1.449 millones, con un alza del 7%.

El consejo del grupo llevaba tiempo con la idea de la entrada de capital nuevo para poder crecer, además de haber intentado varias operaciones de integración, primero con la italiana Atlantia y después con la lusa Brisa.

Inversión adecuada

Vistos estos antecedentes, todos los expertos consultados coincidieron ayer en lo adecuado de la inversión. "Es una prima importante", estima Nuria Álvarez, analista de Renta 4, "dentro de la horquilla que se barajaba". Álvarez asegura que la cotización de Abertis es baja en la actualidad. "No es un mal precio para CVC", sentenció. Ayer, la cotización de la gestora de concesiones se cerró a 12,9 euros la acción. Este precio supone un descenso del 2,26%, 2,01 euros por debajo del precio de la operación, con lo que la prima pagada asciende a un 15,4%. No fue la única que acabó en rojo el día. ACS se depreció por su parte un 2,65%, lo que deja su precio en 33,4 euros.

Banco Sabadell estima que para Abertis "no se produce el mejor escenario para el inversor minoritario, pero se da una valoración que debería servir como soporte a la acción" y que, "desde luego, se sitúa lejos de las primeras estimaciones, más pesimistas".

"La operación", opinó por su parte Luis Benguerel, analista de Interbroker en Barcelona, "permite a ACS transferir su holding en Abertis y eliminar deuda de su balance, manteniendo, a su vez, una participación en Abertis".

Eso si el dinero se destina a enjugar deuda, claro está. En opinión de Banco Sabadell, "la operación es positiva para ACS por la reducción de la deuda que se produciría", dado que ésta pasaría de 6,1 veces el Ebitda a 4,9 veces. Y advierte: "No valoraríamos positivamente que se empleasen los fondos levantados para incrementar su participación en Iberdrola".

Y es que, de hecho, una de las preguntas que más se formularon durante la tarde de ayer era saber qué destino daría el grupo constructor a los 1.718 millones de euros de entrada de caja neta, según Banco Sabadell, que supondrá la operación anunciada ayer. Incrementar su paquete accionarial del 13% al 20% en la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán parece una de las más probables.

Nuria Álvarez aseguraba que ACS no tenía necesidad apremiante de caja en estos momentos, lo que hace suponer que pretende incrementar su presencia en Iberdrola. "No lo ha dicho, pero es lo más probable", sentenció.

Alberto Roldán, de Inverseguros, se mostró más escéptico y rehusó expresar vaticinio alguno respecto al uso. "Cuando lo anuncien, lo sabremos", sentenció. Bruno Silva y Flora Trindade, de Banco BPI, no albergan tantas dudas y aseguran que los ingresos obtenidos de la operación de desinversión "deberían ser suficientes para incrementar su participación en Iberdrola". Además, estiman que "para Abertis, la venta acentúa su ángulo especulativo, con el mercado esperando desinversiones que puedan liberar caja para que sea distribuida entre los accionistas". La cotización de la eléctrica se resintió ayer por estas noticias y cayó el 2,29%, hasta 5,47 euros.

Parece claro, eso sí, que Abertis va a proseguir bajo la actual estructura accionarial en un plazo razonable. Los analistas de la consultora independiente Creditsights desestimaron ayer que los tres accionistas de referencia de la compañía vayan a llevar a cabo una opa por la compañía, una posibilidad que se había barajado en los medios en los últimos meses. No obstante, una fuente anónima citada por Reuters asegura que la entrada en el capital de Abertis por CVC puede constituir el primer paso hacia una absorción en la que pueda participar Criteria.

Un viejo conocido del mercado español de capital riesgo

La firma CVC dispone de una larga trayectoria en el mercado español de capital riesgo. Poco dada a realizar declaraciones en España, la sociedad cuenta en la cartera de participadas con empresas de gran calado. Estos son los casos de Cortefiel, compañía en la que entró en 2005 con el 33,3% del capital; Zena Group (donde están franquicias como Cañas y Tapas, Burger King, Foster's Hollywood, Pizza Hut o La Vaca Argentina), en la que está presente desde 2001 con el 70%; Colomer Group, dedicada a productos de peluquería y que constituye su inversión más veterana, ya que está en su capital desde 2000; o Mivisa, fabricante de envases de hojalata para la industria conservera y que es una participación de 2005. En estas últimas tiene el 100%.

Antes de su entrada en Abertis, la operación más reciente en el mercado español la realizó el pasado mayo, cuando compró el 35% de Operador R, empresa de cable instalada en Galicia. En total, CVC Capital Partners ha realizado unas 11 operaciones desde que se instaló en el mercado español hace catorce años. Entre las compañías en las que ha estado presente y ya ha desinvertido se encuentran Dorna, Itevelesa, Inalta, IDC-Capio o El Árbol. En 1999 compró Torraspapel, actualmente integrada en la multinacional italiana Lecta que sigue en su cartera internacional.

CVC gestiona y asesora más de 28.700 millones de euros en fondos y dispone de 13.600 millones para inversiones. Los fondos que tiene la firma activos son CVC Tandem Fund, CVC Fund V y CVC Asia III. En estos momentos, su cartera de participadas está constituida por 52 compañías que emplean a 370.000 personas y suman unas ventas anuales de 72.500 millones. Estas empresas están presentes en mercados de muchos países, con una especial querencia por los del continente asiático, como China (con tres empresas), Corea del Sur, Singapur, Indonesia, Japón o Malasia. También cuenta con compañías australianas, inglesas, francesas, italianas, alemanas, estadounidenses o centroeuropeas. Algunas de las más conocidas son Samsonite, Smurfit o Formula One Group, que gestiona el mundial de automovilismo.

CVC invierte en todos los sectores. La cuantía de sus aportaciones oscila entre los 250 millones y los 10.000 millones, es decir, que su objetivo principal son las megaoperaciones, como la de Abertis, tan escasas últimamente en el sector.

Diversificación

Los ingresos de Abertis, en varias 'cestas'

-Geografía: el 50% de los ingresos y el 47% del Ebitda proviene del negocio internacional.

-Autopistas: estas infraestructuras siguen siendo su principal aporte de facturación, con un 76% del total.

-Telecomunicaciones: el negocio supone otro 15% de sus ingresos, frente al 7% de los aeropuertos y el 4% de los aparcamientos.

-Beneficio: en el primer semestre la compañía ganó 335 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,1%.