Evita el concurso de acreedores

La Seda capta 183 millones en metálico en su ampliación de capital

Los accionistas e inversores de La Seda han suscrito más de 183 millones de euros de la ampliación de capital al cierre de la operación, y además los bancos acreedores capitalizarán finalmente deuda valorada en algo menos de 117 millones de euros, ha informado hoy la compañía.

En total, las aportaciones dinerarias han superado 183 millones de euros, por lo que los bancos acreedores capitalizarán menos deuda de la inicialmente estimada.

"La multinacional empieza una nueva etapa en la que más de 9.000 accionistas han confiado en el nuevo proyecto industrial y en el nuevo equipo directivo", ha señalado La Seda en su nota.

Por el origen de los fondos captados, destaca especialmente que los inversores y accionistas no comprometidos inicialmente han comprado 782 millones de acciones, valorados en más de 78 millones de euros.

Los accionistas Caixa Geral de Depósitos, Liquidambar -Inversiones Financieras, y el grupo inversor portugués BA Vidro han cumplido su compromiso de participar en la operación al suscribir entre los tres grupos 1.050 millones de acciones, equivalentes a 105 millones de euros, 5 más de lo previsto.

Liquidambar Inversiones Financieras es un vehículo creado por la CAM, Caja Duero, Unicaja, Sa Nostra, Caja San Fernando, Caja de Burgos, Caja Castilla La Mancha, y EBN Banco de Negocios para tener participaciones industriales.

El presidente de La Seda de Barcelona, José Luis Morlanes, ha mostrado su satisfacción por el éxito de la operación, "que ha superado en un 60% el objetivo que nos habíamos marcado".

El primer ejecutivo de la multinacional ha agradecido el apoyo de los inversores y accionistas, "que han sabido apreciar el potencial de la nueva Seda de Barcelona", porque "esta operación supone el inicio de una etapa en la que más de 9.000 accionistas han confiado en el nuevo equipo de dirección y en el proyecto industrial que hemos presentado".

Los bancos acreedores alcanzaron un acuerdo para convertir 150 millones de euros en acciones dentro de la reestructuración financiera de La Seda de Barcelona. Tal y como se comunicó a la CNMV, la sobresuscripción de la ampliación de capital provocará que los bancos reduzcan la conversión de deuda en acciones.

Gracias a la reestructuración financiera, a finales de año la empresa habrá reducido su deuda a la mitad al pasar de 940 millones a finales de 2009 hasta 464 millones. "La empresa ha comunicado su objetivo de reducir el ratio Deuda/Ebitda por debajo de 1 en 2015", señala el grupo químico en su nota.