Perdió 4.713 millones de dólares en el segundo trimestre del año

Freddie Mac pide 1.800 millones de dólares más en fondos públicos

La firma hipotecaria estadounidense Freddie Mac anunció hoy que ha pedido una inyección adicional de 1.800 millones de dólares en fondos públicos, después de haber perdido 4.713 millones de dólares en tan sólo el segundo trimestre del año.

Esas abultadas pérdidas contrastan con los 302 millones de dólares ganados un año antes, aunque son notablemente inferiores a los 6.688 millones de dólares que Freddie Mac perdió en el primer trimestre de 2010.

Si a los 4.713 millones de dólares perdidos se suma el dividendo de 1.296 millones de dólares pagado por la empresa a su accionista preferente (la Administración estadounidense), los números rojos de Freddie Mac ascendieron en el segundo trimestre a 6.009 millones de dólares.

Desde que hace cerca de dos años la Administración estadounidense acudió a su rescate, esta compañía, una de las dos mayores firmas hipotecarias del país junto a Fannie Mae, ha absorbido en total 64.000 millones de dólares en fondos públicos.

La firma, afectada por una crisis inmobiliaria e hipotecaria que desde 2008 ha disparado los impagos de deuda en Estados Unidos, perdió 11.401 millones de dólares en el primer semestre, frente 11.624 perdidos entre enero y junio de 2009.

Sin embargo, la tasa de impagos cayó en junio respecto a mayo, lo que supone un descenso mensual que ya se vio en marzo y abril, después de tres años de subidas.

Según sus datos, la tasa media de impago en los hogares quedó en el segundo trimestre en el 3,96%, lo que supone un descenso respecto al trimestre anterior, cuando ese porcentaje era del 4,13%, aunque aún está por encima del 2,89% de hace un año.

Además, las provisiones reservadas para futuros impagos se redujeron hasta 5.029 millones entre abril y junio de 2010, desde 5.665 millones de dólares hace un año y 5.396 millones el trimestre anterior.

"Freddie Mac sigue apoyando el mercado de la vivienda aún frágil de Estados Unidos al proporcionar a las familias acceso a la financiación de viviendas asequibles y alternativas a la ejecución hipotecaria", dijo hoy el director general de la compañía, Charles Haldeman.

Añadió que la empresa ha ayudado a "más de 150.000 prestatarios que luchan para evitar una ejecución hipotecaria y suministrado financiación para que más de 865.000 familias estadounidenses pudieran comprar o alquilar una casa en el primer semestre".