Logra un crédito de 250 millones

Sacyr refinancia la deuda de su filial Vallehermoso por 1.430 millones

El grupo Sacyr ha logrado cerrar la refinanciación de la deuda de Vallehermoso, su filial inmobiliaria. El acuerdo, considerado por la compañía un blindaje frente a la crisis, deja la factura en 1.430 millones de euros y dilata en tres años el vencimiento de la deuda relacionada con el producto terminado. El resto se extiende cinco años ampliables a ocho. Incluye líneas de crédito por 250 millones.

Sacyr ha blindado su negocio inmobiliario para que aguante la crisis y no arrastre consigo al grupo. Esa es la lectura que se desprende del acuerdo que la compañía que preside Luis del Rivero alcanzó ayer con las 29 entidades propietarias del suelo de Vallehermoso, cuyo futuro se había puesto en duda dados los malos resultados que arrastra. La negociación, que se ha llevado a cabo mediante reuniones bilaterales, ha tardado meses en gestarse y sitúa en 1.430 millones de euros la deuda financiera de la filial, congelando los intereses y el principal de la misma.

Desde la compañía consideran que "técnicamente la operación se pude calificar como encapsular Vallehermoso para que no pese ni drene recursos del resto del grupo en los próximos ejercicios". No en vano, la inmobiliaria lleva registrando pérdidas varios semestres (el pasado fueron diez millones de euros, lo que supone una mejoría del 80%).

Así, el acuerdo retrasa en tres años el vencimiento de la deuda de productos terminados (600 millones), que se irá cancelando, subraya la constructora, por la propia venta de viviendas de la promotora. Vallehermoso colocó 1.137 inmuebles por 259 millones en el primer semestre, por lo que confía en saldar dicha cuenta en poco tiempo.

SACYR 2,69 -0,37%

El resto de la deuda (préstamos hipotecarios, líneas de crédito y deuda derivada de avales), que asciende a 830 millones de euros, tiene un aplazamiento de cinco años ampliables a ocho.

Por otra parte, el acuerdo, que ha sido auditado por Ernst & Young, habilita nuevas líneas de crédito de hasta 250 millones de euros. Dicha suma se dedicará, según la compañía, a mantener la actividad de Vallehermoso, terminar las viviendas en curso e iniciar nuevas promociones.

Garantías hipotecarias

Para cerrar el acuerdo, Sacyr Vallehermoso ha dotado de garantías hipotecarias reales y ha incrementado el precio a las entidades financieras, que a cambio han dado nuevas líneas de crédito a la promotora. Así, los bancos y cajas del pool de suelo de Vallehermoso han podido canjear su riesgo por terrenos, tanto de forma total como parcial.

Las operaciones firmadas de ventas de activos han ascendido a 335 millones de euros, con una cancelación de deuda de 319 millones y una aportación de liquidez para la filial del grupo Sacyr de 16 millones.

El plan de estabilización de Vallehermoso se inscribe en la estrategia del grupo de dejar a cero la deuda sin recurso, que en el primer semestre se redujo en un 2,2%, hasta los 12.015 millones de euros.

Asimismo, la operación pone todas las áreas del grupo (construcción, concesiones, promoción y renta inmobiliaria, servicios y energía) en cash-flow positivo.

Desde la compañía aseguran que la refinanciación de la deuda contribuirá decisivamente al desarrollo de la internacionalización de la cartera que, junto a la reducción de las obligaciones, es prioritario para la compañía.

Según reflejan las cuentas del primer semestre, el grupo tiene el 56% de la cartera de negocios, que asciende a 51.570 millones de euros, en el extranjero.

Los mercados acogieron ayer la noticia del plan de estabilización de Vallehermoso con la mayor subida del día: un 6,04%, pese a que llegó a alcanzar un pico del 8,24%. Los títulos de Sacyr se cambiaban al cierre a 4,39 euros.

Las cifras

12.015 millones de euros es la deuda neta del grupo Sacyr en el primer semestre de 2010.

335 millones de euros es el valor de los activos vendidos por Vallehermoso como garantía hipotecaria.

5.000 millones es la parte de la deuda del grupo asociada a la compra del 20% de Repsol.