Continúan negociando

AENA y los controladores podrían llegar a un acuerdo "hoy mismo"

AENA y los controladores aéreos retomaron este mediodía las negociaciones sobre la renovación del convenio colectivo, después de su encuentro de ayer y en un nuevo intento por frenar la convocatoria definitiva de huelga. El portavoz de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Daniel Zamit, reconoce "algunos avances" en la negociación.

El acuerdo entre AENA y los controladores podría estar cerrado "hoy mismo"
El acuerdo entre AENA y los controladores podría estar cerrado "hoy mismo"

Los controladores aéreos están dispuestos a cerrar el acuerdo con AENA "hoy mismo" si fuera posible, indicó Zamit, quien añadió que si es necesario seguir negociando se mantendrán reuniones este fin de semana, porque "lo que queremos es que se solucione el problema que tenemos y que no sea preciso convocar una huelga que a nadie gusta".

Los representantes de USCA y de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) han retomado al mediodía las conversaciones por el nuevo convenio colectivo para analizar los 12 puntos que los controladores han presentado en la mesa negociadora.

Los controladores integrantes de USCA aprobaron masivamente el martes, con el respaldo del 98,25% de los trabajadores que acudieron a votar, un mandato a la Junta Directiva para que se pudiese llegar a convocar la huelga.

Durante la tarde de ayer representantes de ambas partes se reunieron para intentar desbloquear las negociaciones del segundo convenio colectivo, y "hubo avances", según Zamit, porque se mostró una disposición "mayor" al diálogo por parte de AENA.

En el transcurso de las mismas, AENA ha ofrecido una retribución anual media, hasta 2013, de 200.000 euros, cantidad que condiciona a que el servicio se desarrolle con "plena normalidad".

También se han puesto encima de la mesa, según el organismo oficial dependiente del Ministerio de Fomento, dos ofrecimientos que, unidos al salarial, responden a demandas planteadas inicialmente por el sindicato USCA y que, "según los representantes sindicales, impedían el avance de la negociación".

El primero de ellos se refiere a la incorporación de una cláusula que permite los cambios de turnos entre controladores, debidamente aprobados por AENA, mientras que el segundo contempla la adecuación de la jornada laboral a la carga de trabajo prevista en cada dependencia, además de la incentivación de la productividad.

El secretario de Comunicación de USCA, César A. Cabo, ha admitido que en el encuentro de ayer se alcanzaron "pequeños avances" y confió en que "se siga en esa línea" para evitar los paros. Cabo ha afirmado que en este momento "hay que ser prudentes y responsables para no entorpecer la marcha y evolución de las conversaciones que continúan" y que de ello dependerá la convocatoria de huelga. No obstante, reconoció un cambio "mínimo" de actitud en el clima de las conversaciones.

Cabo ha reiterado que "la masa salarial no está en discusión", sino las condiciones de trabajo y la forma de aplicar las normas relativas a los turnos y los descansos, y ha invitado al Gobierno a que explique a qué "privilegios" del colectivo se refiere. "Hay que dejar a la gente que negocie para ver si se puede salir de esta situación absurda en la que estamos inmersos", ha afirmado.