Retomarán hoy la negociación

AENA garantiza 200.000 euros al año de sueldo medio a los controladores

Los controladores querían que AENA hiciese "un gesto" para evitar una huelga que aún no tiene fecha, y AENA lo hizo: propone incorporar al real decreto que regula los descansos el compromiso de que tendrán un sueldo medio anual de 200.000 euros. Hoy continúa la negociación.

AENA garantiza 200.000 euros al año de sueldo medio a los controladores
AENA garantiza 200.000 euros al año de sueldo medio a los controladores

Ni los controladores ni AENA quieren cerrar las puertas a un acuerdo que evite el colapso de los aeropuertos españoles en pleno agosto. La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) afirmaba ayer que estaba a la espera de un "gesto" del Ministerio de Fomento y de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) para decidir si convoca o no el paro.

"La huelga no gusta a nadie", justificaba ayer el secretario general de esta organización, César Cabo, en una conferencia de prensa. En su opinión, la amenaza de su convocatoria es un "aviso" para que AENA se replantee el convenio colectivo del sector y la nueva regulación que reorganiza los turnos de trabajo de los controladores.

Anoche AENA dio un paso al frente y ofreció garantías de que el sueldo medio de los controladores sería anualmente de unos 200.000 euros, y que tal proposición sería incorporada al texto del real decreto que regula los descansos, y que ha desencadenado la escalada del conflicto. Tras la oferta, controladores y Aeropuertos Nacionales levantaron la sesión y se citaron para continuar la negociación hoy.

Dentro de las opciones posibles para avanzar en el camino del acuerdo, la preferida por los controladores era un incremento de los días libres. "Que nos dejen descansar más de dos días al mes; si pudiéramos descansar seis sería maravilloso", explicaba Daniel Zamit. AENA adelantó que la propuesta que realizaron a los controladores "garantiza unas condiciones superiores a los de sus colegas europeos".

Una propuesta de cinco puntos donde asegura una retribución salarial anual media de 200.000 euros hasta 2013. También contempla cambios de turno, siempre que garanticen la seguridad, y una jornada anual máxima de 1.670 horas, más 80 extras, que se ajustará a la carga de trabajo de cada centro y a los requerimientos de actividad. Estas peticiones de USCA habían impedido, hasta ahora, el avance de la negociación.

Horas antes de este comunicado, en rueda de prensa, el secretario general de USCA aseguraba que el conflicto es "únicamente" culpa del ministro de Fomento, José Blanco, porque ha sido él quien les "ha empujado" a contar con la posibilidad de ir a la huelga. Respecto a la fecha del paro, recalcó que "en todo caso" se produciría "siempre después del próximo 16 de agosto" y aseguró que, pese a la coincidencia con el cambio de quincena, "no quieren fastidiar a los pasajeros".

A la espera de los próximos movimientos, para el ministro de Fomento la convocatoria de la huelga no está justificada y sólo "pretende mantener unos privilegios que el ministerio no está dispuesto a aceptar". Pero también dejó un resquicio para el acuerdo. "Todo se puede negociar", aseguraba ayer en Lugo. "En el marco de la ley, todo es negociable", reiteraba. A su juicio, la huelga contribuiría a aumentar "las dificultades" que ya tiene el sector aéreo.

Posible impacto sobre 27.500 vuelos

Aunque las fechas de la huelga, si ésta llega a producirse, no están confirmadas, AENA asume que podría realizarse entre el 16 y el 20 de agosto. De ser así, se verían afectados más de 27.500 vuelos, según el gestor aeroportuario. A día de ayer, esa cifra de operaciones en los 47 aeropuertos que integran la red supondría un número de afectados superior a los cuatro millones de pasajeros. De esos días, el de mayor tráfico será el viernes 20 de agosto (fecha en la que se cumplen dos años del accidente del vuelo JK5022 de Spanair en Barajas), con un total de 5.679 operaciones previstas y 855.700 asientos disponibles. Entre el lunes 16 y el jueves 19 de agosto, hay programadas un total de 21.849 operaciones, con una oferta de 3,3 millones de plazas.

Si llega a producirse la huelga, AENA asegura que "ya trabaja" para garantizar el tráfico aéreo a través de los servicios mínimos. La Agencia Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol) también tratará de minimizar el impacto a escala europea.