Compra 318 oficinas de RBS

El negocio de Santander en Reino Unido supera ya al que tiene en España

Tres pájaros de un tiro. La compra de las 318 oficinas de Royal Bank of Scotland (RBS) por parte de Santander convierte al banco español en el cuarto grupo de Reino Unido por oficinas y rebasa a su eterno rival, HSBC, sube su cuota de mercado en pymes -principal objetivo del acuerdo- en este país del 3% al 8%, y logra aumentar su diversificación, ya que Reino Unido desbanca por primera vez a España en volumen de negocio.

Al final se cerró la operación en agosto. Santander ha logrado adjudicarse las 318 oficinas que Royal Bank of Scotland (RBS) puso a la venta el pasado año como imperativo de Bruselas, tras haber recibido ayudas públicas para su recapitalización. De ellas, 311 sucursales están situadas en Inglaterra y Gales y siete de NatWest en Escocia, con 40 centros bancarios de pymes, cuatro de banca de empresas y tres de banca privada.

Aunque esta parece una más de las operaciones de compra a la que tiene acostumbrado Santander al mercado, la operación representa algo más que una suma más a su negocio. Con ella, Santander se acerca en Reino Unido a la cuota de mercado que pretende alcanzar en banca comercial a medio plazo del 15%, objetivo que se había marcado para todos los países en los que tiene presencia, pero a medio plazo, según señalan varios analistas del mercado, que valoran positivamente la operación.

Pero más importante es que consigue ya una posición significativa en el mercado de pequeñas y medianas empresas (pymes) británicas. Incorpora 244.000 nuevas pymes y 1.200 firmas de tamaño mediano como clientes en Reino Unido. De esta forma su cuota de mercado en este segmento de negocio sube del 3% que poseía hasta ahora al 8%, lo que le acerca más al peso natural de Santander en este país. Pero, además, este negocio es más rentable que la banca de particulares. El precio estimado de la operación es de 1.650 millones de libras (1.987 millones de euros), incluyendo la valoración del negocio y un fondo de comercio de 350 millones de libras (421 millones de euros).

SANTANDER 2,74 0,13%

Otra característica de esta operación es que Reino Unido conseguirá así convertirse en el primer país por negocio del grupo que preside Emilio Botín, y desbancar a España -la operación no se cerrará por completo hasta finales de 2011-. Ya en el primer semestre este país -en el que Santander desembarcó hace sólo seis años, en 2004 con la compra de Abbey, un banco especializado en créditos hipotecarios que había caído en picado y perdía cuota y negocio a marchas forzadas-, logró el mismo peso en el negocio que España, con un 33% en créditos y un 31% en recursos de clientes. Tras esta operación, en la que el grupo español ha sido asesorado por Lazard y Credit Suisse, la filial británica de Santander pasa a ser la primera por negocio, mientras que Brasil ya tiene el mismo peso que España en la aportación de beneficios al grupo, cifra que podrá sobrepasarla incluso el próximo trimestre.

La red que acaba de adquirir Santander de RBS suma un volumen de créditos de 25.900 millones de euros a los 240.573 millones que tenía ya en Reino Unido, y 27.000 millones en recursos de clientes, con lo que éstos suman 301.541 millones de euros. En España los créditos suman 239.575 millones y los recursos de clientes 273.364 millones.

Más sucursales que HSBC, su eterno rival

La compra de estas 318 oficinas de Royal Bank of Scotland (RBS) tendrá un efecto positivo en el beneficio por acción del grupo desde el primer año y de más del 2% en el tercero, según explica Santander en un comunicado. Esta adquisición también lleva consigo otro hito para el grupo español. Supera en número de sucursales a HSBC en su propio país de origen, Reino Unido. El banco británico es el principal rival internacional de Santander. Uno de los retos de la entidad presidida por Emilio Botín de los últimos años es precisamente superar a HSBC. Ahora, Santander se coloca en el cuarto puesto en el país por agencias, con 1.641. El primero es Lloyds con 2.927 sucursales, seguido de RBS, con 2.263 oficinas. En quinto lugar se sitúa HSBC, con 1.369, y después Nation Wide, con 900. Reino Unido es uno de los principales mercado de Santander. A junio aportaba al grupo el 17% del beneficio, con 1.006 millones de euros. Botín asegura que "la adquisición es un paso de gigante de Banco Santander en el segmento de empresas en Reino Unido". El grupo español considera este país como una de sus principales fuente de ingresos en un futuro, junto a Brasil, y a más distancia a Alemania y México. Confían en el potencial crecimiento del país anglosajón. El banquero ya explicó en la junta de accionistas que los "menores resultados obtenidos en España se compensarán ampliamente con otros mercados". Y citó a Reino Unido como uno de los que ganarán peso, mientras que España, que aportaba hace un año el 26% del beneficio, pasará a representar un máximo del 21% -ahora es del 22%-. Brasil suma el 22% y subirá al 23%. El banco espera un retorno sobre la inversión en Reino Unido del 15% el tercer año. La acción de Santander cayó ayer un 0,34%.

Las cifras

1,8 millones de clientes particulares incorpora Santander con la compra.

40 puntos básicos es el impacto de la operación en el 'core capital', que ahora es del 8,6%.

5.000 empleados suma la nueva red.