Retrasa tres años el vencimiento de un crédito

Cementos Portland aplaza el pago de 150 millones

El grupo FCC ha dado un nuevo paso en su objetivo de contener el crecimiento de la deuda. Su filial Cementos Portland Valderrivas ha prolongado por tres años un préstamo de 150 millones de euros.

Cementos Portland Valderrivas, filial del grupo FCC, ha llegado a un acuerdo con cinco entidades financieras para ampliar el vencimiento de un préstamo de 150 millones de euros de febrero de 2011 al mismo mes de 2014. Se trata del pago más importante al que debía enfrentarse la empresa a corto plazo.

La operación se inscribe en el esfuerzo del grupo que controla Esther Koplowitz para controlar al máximo el crecimiento de la deuda, uno de los pilares estratégicos de la compañía para el año. Se suma, además, al reciente aplazamiento (también de tres años) del pago de un préstamo de 1.125 millones de su matriz.

Cementos Portland acumula al cierre del primer semestre un endeudamiento financiero neto de 1.456 millones de euros, un 22,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. FCC, por su parte, debe 5.611 millones, 8.572 si se tienen en cuenta las obligaciones derivadas de la financiación de proyectos.

En virtud del acuerdo, la cementera amortizará el importe del crédito en cinco pagos semestrales equivalentes al 10% del total y un último ingreso por el 50%. El coste será de 295 puntos básicos sobre el euríbor.

La renegociación del crédito se añade al descenso en los gastos financieros netos en el primer semestre de 31 millones, un 17,6%, a la ampliación de capital de 202 millones y a las ventas de activos no estratégicos en Argentina y Uruguay por valor de 136 millones.

La filial de FCC cuenta así con una tesorería y activos equivalentes de 410 millones, además de 194 millones en líneas de crédito y otras facilidades de caja.

La crisis del cemento

Pese a la crisis del sector, que acusó una caída del consumo del 15,9% en el primer semestre (un 60% acumulado desde el boom de 2007), Cementos Portland cerró el primer semestre en positivo, con un beneficio de 2,4 millones de euros.

Dichos resultados supusieron, con todo, un retorno a los números negros que la propia compañía achaca al leve repunte de la demanda en el segundo trimestre. Las estimaciones de la empresa, que prevé una cierta recuperación de la actividad, pasan por la obtención de beneficios al cierre del ejercicio.

Así, al finalizar el periodo analizado, la cementera presentó una cifra de negocio de 435 millones y un resultado bruto de explotación de 109,6 millones.

Ecoeficiencia y hormigón multiusos

Ante la feroz competencia de los cementos y áridos chinos y la severa caída de la construcción, actividad que copa el 60% del consumo de cemento, el sector se está esforzando en encontrar productos con valor añadido.

En este sentido, la compañía del grupo FCC está centrada en aumentar la valorización de combustibles alternativos en las fábricas y en adaptar todas las instalaciones a las condiciones de los nuevos combustibles alternativos como la biomasa.

Otra de las vías de reactivación de la demanda viene de la mano del hormigón. Tras las satisfactorias pruebas realizadas con los nuevos firmes construidos con dicho material, Cementos Portland está desarrollando unos manuales para difundir sus ventajas en los procedimientos constructivos y tecnológicos, pero sobre todo en el apartado económico. El sector confía en que a partir de 2011 se impondrán en la construcción de autovías y carreteras.