Petróleo

El crudo de Texas baja el 0,09% y cierra a 82,47 dólares el barril

El precio del barril de crudo de Texas bajó hoy en Nueva York un leve 0,09% y cerró a 82,47 dólares, debido en parte al fortalecimiento del dólar ante el euro y después de que mermaran las reservas de petróleo en Estados Unidos.

Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nyse), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en septiembre restaron ocho centavos de dólar al precio del martes e interrumpieron la tendencia alcista que mostraron durante cuatro jornadas consecutivas.

El leve retroceso del crudo coincidió este miércoles con la divulgación del estado de las reservas de petróleo en Estados Unidos, que, según datos del Departamento de Energía (DOE), disminuyeron en 2,8 millones de barriles la semana pasada y quedaron en 358 millones de barriles.

Los contratos de gasolina para entrega en septiembre perdieron unos dos centavos y cerraron a 2,17 dólares el galón (3,78 litros), mientras que el precio del gasóleo para ese mes se mantuvo alrededor del nivel del día anterior y sus contratos cerraron a 2,20 dólares/galón.

El DOE informó de que las existencias de gasolina en este país aumentaron en 700.000 barriles (un 0,3%) y se ubicaron en 223 millones de barriles, frente a los 222,3 millones de la semana anterior.

Por lo que se refiere a los destilados, categoría en la que se incluye el gasóleo, sus reservas subieron en 2,2 millones de barriles (0,6%) y se ubicaron en 169,7 millones de barriles, comparados con los 167,5 millones de barriles de la semana anterior.

El gas natural para septiembre se encareció diez centavos y concluyó la sesión a 4,73 dólares por cada mil pies cúbicos, a la espera de que el jueves se conozca el estado de las reservas de este combustible.

El leve retroceso experimentado por el petróleo y la gasolina se produjo pese a que se cumplieron las expectativas de algunos inversores, que habían previsto un descenso en sus reservas, algo que suele impulsar los precios del crudo al considerarse un resultado del aumento de la demanda.

El fortalecimiento del dólar frente al euro y otras divisas no favoreció el encarecimiento del petróleo, ya que las compras de crudo y de otras materias primas que se negocian en la divisa estadounidense resultan más caras si se realizan con una moneda debilitada ante el "billete verde".

Por un euro se pagaban en esta ocasión 1,3170 dólares, frente a 1,3231 dólares el día anterior