Llega a los 1.080 millones

Societé Générale triplica su beneficio neto del segundo trimestre

El beneficio neto del banco Societé Générale se multiplicó por tres en el segundo trimestre del año para llegar a los 1.080 millones de euros frente a los 309 millones registrados en el mismo período de 2009.

El banco, el segundo de Francia por capitalización, alcanzó un beneficio semestral de 2.147 millones de euros frente a los 31 millones de los primeros seis meses el año pasado, cuando tuvo que recalcular el valor de su deuda, lo que le supuso un coste de 1.300 millones de euros.

Societé Générale, que ha cumplido ya el 70% de su meta anual de 3.000 millones de beneficio neto, confirmó sus objetivos para el conjunto del ejercicio. El banco espera además doblar ese objetivo, es decir, alcanzar los 6.000 millones de euros de beneficio neto al término de 2012.

Entre los pasados meses de abril y junio, el producto neto bancario de Societé Générale se incrementó un 18,8% hasta los 6.679 millones de euros, mientras que en el cómputo semestral el avance fue del 24,8% hasta los 13.260 millones de euros.

SOCIETE GENERALE 22,11 -1,23%

El coste de riesgo (provisiones por impago) del banco se estabilizó en 1.010 millones de euros, el mismo nivel que en el segundo trimestre de 2009, por lo que el banco espera que esa tendencia registre una "moderada caída" en el segundo semestre del año.

Además, Societé Générale limitó el impacto de sus activos de riesgo a 27 millones de euros frente a los 130 millones que registró un año antes por lo que es la primera vez desde 2007 que dichos activos no tienen un peso significativo en los resultados.

En un comunicado, la entidad de crédito consideró que "se confirma la recuperación económica iniciada en 2009", pero que sigue siendo débil y de vigor variable, según las zonas geográficas.

"En Europa, en particular, las perspectivas de crecimiento siguen siendo moderadas como consecuencia de la crisis financiera griega y del clima de tensión en los mercados financieros ante las dudas sobre las deudas soberanas de algunos Estados de la zona del euro, agregó.

El presidente del Societé Générale, Frédéric Oudéa, destacó la "muy buena actuación de la banca de particulares y una contribución satisfactoria a los resultados de la banca de inversión, a pesar del mal ambiente económico".