Ganó 433,2 millones de euros

El hipotecario Northern Rock regresa a los beneficios en el primer semestre

El banco hipotecario Northern Rock Asset Management, una de las dos empresas resultantes de la división del antiguo Northern Rock en enero, registró durante el primer semestre del año un beneficio atribuido de 358,8 millones de libras (433,2 millones de euros).

Esa cantidad marcó el regreso de la entidad británica a los beneficios, tras haber obtenido pérdidas durante el mismo periodo de tiempo del 2009 cifradas en 770,9 millones de libras (931,1 millones de euros), una subida del 146,54 %.

En un comunicado remitido hoy a la Bolsa de Londres, Northern Rock Asset Management también informó de unos beneficios antes de impuestos de 349,7 millones de libras (422,4 millones de euros) durante el primer semestre, frente a las pérdidas de la primera mitad del año previo de 724,2 millones de libras (874,8 millones de euros). Esa diferencia representa un incremento del 148,2%. El ingreso total de la entidad fue de 719,6 millones de libras (869,4 millones de euros).

Se trata de los primeros resultados que publica esta banca desde que se escindiera en dos empresas independientes a comienzos de este año: Northern Rock PLC, encargada de la banca minorista, y la otra, Northern Rock Asset Management, responsable de la banca hipotecaria.

Así, el Northern Rock PLC, que se ocupa de la banca minorista, llamado "buen banco", registró pérdidas de 140 millones de libras (169 millones de euros).

"La compañía continúa mostrando una mejorada rentabilidad subyacente y el 90 % de las hipotecas continúa con su rendimiento completo", dijo el consejero delegado del banco, Gary Hoffman.

El 14 de septiembre de 2007, el banco solicitó y recibió apoyo de liquidez del Banco de Inglaterra, por los problemas en los mercados de crédito provocados por la crisis de las hipotecas subprime en EE UU.

Ante la incapacidad de responder a sus ahorradores y por el riesgo de quiebra, "The Rock" fue intervenido por el gobierno británico el 22 de febrero de 2008. El Ejecutivo decidió nacionalizarlo después de que éste entrara en crisis por las hipotecas de alto riesgo y después de rechazar dos ofertas de compra del grupo Virgin y de un grupo de gestores del propio Northern Rock por considerar que no eran ventajosas para los contribuyentes. Desde el pasado 1 de enero de 2010, Northern Rock se dividió en las dos empresas mencionadas.