Cierre de sesión

La banca hace un guiño a un Ibex que suma un 3,2%

Parece que los inversores han aplazado sus vacaciones y han aprovechado el momento para entrar en la renta variable. Los buenos resultados de HSBC y BNP Paribas han animado al sector bancario, que se ha convertido en el principal sustento de las Bolsas. El Ibex 35, en concreto, se ha apuntado un 3,2% que le ha devuelto a niveles de abril. El frente macroeconómico de Estados Unidos ha respaldado el buen tono. (Ver gráfico detallado del Ibex 35)

Al menos por el momento, agosto no parece cuadrar en el patrón de mes vacacional. Los inversores se han lanzado a comprar renta variable ante los positivos resultados que han presentado bancos como BNP Paribas, que ha ganado un 31,2% más en el segundo trimestre del año, o HSBC, que ha ganado más del doble hasta junio. Esta inyección de optimismo ha sentado muy bien a la cotización del sector financiero. En Europa, ING ha sumado un 5,81%, BNP Paribas se ha revalorizado un 5,27% y Société Générale ha avanzado un 4,67%. En el mercado español, los dos grandes bancos se han convertido, junto con Telefónica, en el motor del Ibex. Santander, que ha repartido hoy dividendo, ha recuperado un 4,92%, mientras que BBVA ha mejorado un 3,68%. La banca mediana, por su parte, se ha unido a las compras.

En este contexto, y con Gamesa como único valor en negativo, el Ibex ha sumado un 3,2%, un ascenso que le ha situado en los 10.835 puntos, un nivel que no veía desde abril. En Europa, las compras también han sido el denominador común, con ascensos del 2,65% para el Ftse de Londres, del 2,99% para el Cac de París y del 2,34% para el Dax de Fráncfort.

Además, el frente macroeconómico de Estados Unidos se ha unido al buen tono para insuflar optimismo en los parqués. El ISM manufacturero, que se consideraba una de las referencias clave de la sesión, ha batido las expectativas al situarse en 55,5 puntos en julio. El gasto en construcción, por su parte, ha aumentado un 0,1% en junio, frente a la esperada caída del 0,5%.

SANTANDER 2,43 -1,38%
IBEX 35 8.104,60 -0,74%

Los expertos de Bankinter, sin embargo, no echan las campanas al vuelo. "En la semana que tenemos por delante creemos que la situación de las Bolsas va a arrojar un saldo del que se deducirá que es una semana de consolidación y ligera toma de beneficios, tal vez con cierta recuperación al inicio, pero con pérdida de momento en las últimas sesiones, porque la macro podría volver a lanzar ciertas dudas al mercado, en especial puede generar cierta inquietud el dato de empleo en EE UU. De cara al mes de agosto que estamos comenzando, las Bolsas siguen mostrando un aspecto que por valoración es más bien atractivo, pero estamos acostumbrados a ver cómo este argumento pasa a un segundo plano con rapidez. Las Bolsas tienen menos argumentos a los que aferrarse para subir y los datos parece que seguirán siendo débiles a corto plazo: creemos que toca consolidar las recientes ganancias", explican.

En sus perspectivas para el segundo semestre del año, Sabadell comenta que "teniendo en cuenta las perspectivas descritas, los favorables resultados del segundo trimestre de 2010 que esperamos y el reciente aumento de los potenciales de revalorización de los principales índices, consideramos que hay que seguir sobreponderando la renta variable, si bien con la prudencia exigida por la doble amenaza (escenario de probabilidad menor) de continuidad de la crisis financiera soberana y retorno al estancamiento económico en Europa".

En una semana plagada de resultados empresariales en Europa, las principales referencias llegarán desde el frente macroeconómico. En Estados Unidos, los inversores conocerán las cifras de paro, mientras que en Europa, lo más relevante serán las reuniones del Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra, de las que no se espera que salgan cambios en los tipos de interés.

En el mercado de divisas, el euro se cambia a 1,3187 dólares. En el de deuda, el diferencial del bono español a 10 años con el alemán al mismo plazo se coloca en 146 puntos básicos.