Comercializó 8.816 unidades en julio

Seat lidera el mercado español en julio y el Renault Mégane fue el modelo más vendido

La firma automovilística española Seat lideró el mercado automovilístico español durante el pasado mes de julio, al comercializar 8.816 unidades, lo que supone un descenso del 19,8%, mientras que el modelo más vendido el mes pasado fue el Renault Mégane, con 4.838 unidades, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam).

La segunda firma automovilística más popular en el mercado español en julio fue Volkswagen, con unas entregas de 8.418 unidades, lo que supone un aumento del 4,1%, lo que le permitió situarse por delante de Renault, que vendió 8.159 automóviles, un 20,5% menos; de Peugeot, con 6.985 unidades, un 28% menos, y de Citroën, que fue la quinta marca más vendida, con 6.595 unidades, un 35,1% menos.

Por detrás se situaron Ford, con 5.848 unidades, un 33,3% menos; Opel, con 4.837 unidades, un 39,2% menos; además de Nissan, con 3.871 unidades, un 8,8% menos; de Toyota, con 3.718 unidades, 38,1% menos; y de Audi, con 3.173 unidades, un 27,8% menos.

En los siete primeros meses del año el mercado estuvo liderado también por Seat, que matriculó 64.340 unidades, lo que representa un aumento del 27,4%; seguida de Volkswagen, con 61.020 unidades, un 36,6% más; de Peugeot, con 59.999 unidades, un 32,2% más; de Renault, con 58.012 unidades, un 17% más, y de Citroën, que repite posición, con 58.959 unidades, un 17% más.

La sexta plaza fue para Ford, que vendió 55.877 unidades, un 20,7% más, lo que le situó por delante de Opel, con 50.590 unidades, un 38,4% más; de Toyota, con 34.059 unidades, un 14,2% más; de Audi, con 28.435 unidades, un 15% más, y de Nissan, con 27.762 unidades, un 43,8% más.

Megane, líder por duplicado

Por otro lado, el modelo Mégane de Renault fue el coche más vendido en el mercado español en julio, con 4.838 unidades; por delante del Seat Ibiza, con 3.926 unidades, del Seat León, con 3.034 unidades; así como del Citroën C4, con 3.033 unidades; y del Nissan Qashqai, con 2.997 unidades.

Al mismo tiempo, el mes pasado se vendieron 2.701 unidades del Peugeot 207; 2.621 unidades del Volkswagen Golf; además de 2.336 unidades del Volkswagen Polo; 2.234 unidades del Ford Focus; y 1.809 unidades del Renault Clio.

Entre enero y julio, el Renault Mégane volvió a ser el coche más vendido, con 32.323 unidades; seguido del Seat Ibiza, con 29.441 unidades; del Citroën C4, con 25.541 unidades; del Peugeot 207, con 22.066 unidades, y del Nissan Qashqai, con 20.551 unidades.

Por detrás, se situaron el Volkswagen Golf, con 19.814 unidades; el Seat León, con 18.599 unidades; así como el Opel Corsa, con 18.336 unidades; el Ford Fiesta, con 18.313 unidades, y el Peugeot 308, con 17.425 unidades.