Por 1.385 millones de euros

Ford cierra la venta de Volvo a la china Geely

El grupo automovilístico estadounidense Ford cerró hoy de forma definitiva la venta de su filial sueca Volvo al fabricante chino Zheijiang Geely Holding Group Company por un importe total de 1.800 millones de dólares (1.385 millones de euros al cambio actual), según informó hoy la firma del óvalo en un comunicado.

Ford explicó que el importe de esta operación es el mismo que se acordó en marzo de este año, de modo que la firma china ha ejercido el pago de 1.300 millones de dólares (1.000 millones de euros) para completar la compra de Volvo y resaltó que los ajustes de precio para cerrar la operación se completarán a finales de año.

El consejero delegado de Ford, Alan Mulally, aseguró que Volvo es una marca "excelente", con una "fuerte" gama de productos y que ha vuelto a obtener beneficios después de llevar a cabo una reestructuración exitosa.

"Estamos convencidos de que Volvo tiene un futuro sólido bajo la propiedad de Geely. Al mismo tiempo, la venta de Volvo nos permite incidir en nuestra marca Ford en todo el mundo y continuar implementando el plan ''One Ford''", añadió.

Ford continuará colaborando con Volvo en diferentes áreas, con el fin de asegurar una transición "suave". De esta forma, suministrará motores y otros componentes de los vehículos y también dará su apoyo en otras áreas como en ingeniería o tecnología.

El director financiero de Ford, Lewis Booth, indicó que el equipo de Volvo ha hecho un "progreso tremendo" en la reestructuración de su negocio durante el proceso de venta. "Creemos que este acuerdo dará a Volvo los recursos necesarios, incluida la inversión de capital, para reforzar su negocio y para continuar avanzando hacia el futuro", apuntó.