Pese al crecimiento

Banco de Inglaterra: continúa la incertidumbre sobre la recuperación

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, advirtió hoy de que una recuperación sostenible en el Reino Unido continúa siendo incierta, pese al crecimiento que experimentó en el segundo trimestre la economía británica.

En una comparecencia ante una comisión parlamentaria del Tesoro, King aludió a los últimos datos divulgados la pasada semana por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, en inglés).

La ONS desveló que el Producto Interior Bruto (PIB) del Reino Unido creció un 1,1% en el segundo trimestre de 2010, el nivel más alto en cuatro años y muy por encima de lo estimado por los analistas.

Ese repunte frente al trimestre anterior es el más alto desde el primer trimestre del año 2006 y es casi el doble de lo anticipado por los expertos, del 0,6%.

El gobernador dijo hoy que ese 1,1% de crecimiento entre los meses de abril y junio fue un dato "alentador", pero añadió que la mejora gradual en las condiciones crediticias "parece haber parado".

"Los problemas económicos más amplios que hay en el mundo ponen de manifiesto el hecho de que no podemos tener la confianza de que la recuperación que se exige, el rendimiento y el empleo vayan a ser sostenibles en el Reino Unido", alertó.

El gobernador subrayó que continuaba habiendo "una distancia considerable que recorrer" antes de que los tipos de interés -que actualmente están en el 0,5%- vuelvan a sus niveles habituales.

King recordó que el comité monetario encargado de fijar los tipos podría, incluso, redoblar los esfuerzos para aumentar el suministro de dinero.

Por otro lado, el gobernador advirtió de que la inflación en este país continuaría siendo "alta" durante la mayor parte del 2011.

King dijo que aunque el objetivo fijado para el Índice de Precios al Consumo (IPC) había sido alto durante la mayor parte de los últimos cuatro años, probablemente continuaría por encima del objetivo fijado por el Gobierno del 2% durante "la mayor parte del próximo año".

Por otro lado, el gobernador reiteró su apoyo a las medidas estipuladas en el presupuesto de emergencia del Gobierno de coalición de Reino Unido para reducir el déficit del país, así como otras acciones similares adoptadas en Europa.

"Todos los países tienen que contar con un plan creíble a medio plazo, dentro del cual puedan demostrar que regresarán a una posición en la que los déficit estructurales sean eliminados y haya un camino sostenible para las finanzas públicas a largo plazo", indicó.