Encuesta anual publicada ayer por el INE

El coste de los despidos quintuplica el gasto en formación profesional

Los costes laborales se alejan peligrosamente de los componentes más productivos. Según la encuesta anual publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística, el año pasado se dedicaron 96 euros por trabajador a gastos de formación, ocho menos que en el ejercicio anterior. En cambio, las indemnizaciones por despido supusieron una media de 482,5 euros por empleado, lo que supone un avance del 43% respecto a 2008.

El fuerte deterioro del mercado laboral derivado de la recesión económica contempla así una variante más: las empresas españolas dedican cinco veces más dinero a indemnizar a los trabajadores despedidos de forma improcedente que a formar a su plantilla. En 2008, esa relación era de 3,5 a 1.

Evoluciones dispares

La encuesta refleja un alza del 3,5% en el coste laboral total por cada trabajador, hasta sumar 30.670 euros. Eso sí: ese aumento se descompone en variables con comportamientos muy dispares. Los mayores avances se registran en las indemnizaciones (el citado 43%) y las prestaciones sociales (11,9%). En cambio, los gastos de transporte cayeron un 10,6%, por un 8% de los de formación.

En el reparto de la tarta de los costes, los sueldos y salarios acaparan el mayor pedazo, con 22.329 euros por trabajador, en tanto que las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social a cargo de la empresa suponen otros 6.782. A esos dos capítulos se dedican 9,5 euros de cada diez gastados en materia laboral. Les sigue en importancia el de beneficios sociales (en los que se incluyen los planes de pensiones), con 587 euros.

Hostelería, 15 euros por trabajador

La encuesta de Estadística es la primera adaptada a la Clasificación Nacional de Actividades Económicas 2009. Según sus resultados, la de mayor coste laboral por trabajador es el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, con 75.656 euros. Le sigue de lejos la actividad financiera y los seguros, con 57.972, y la información y comunicaciones, con 43.587. En la cola de la clasificación aparece la hostelería, con sólo 19.107 euros. En esta última actividad se dedicó el año pasado apenas 14,8 euros por trabajador a la formación profesional, frente a los 1.041 del suministro energético.