De más de tres millones de litros

La rotura de un oleoducto en Michigan (EE UU) provoca un vertido de crudo en un río

La rotura el lunes de un oleoducto en el estado nortemericano de Michigan ha generado un vertido de crudo de una magnitud equivalente a 19.500 barriles de petróleo (en torno a 3,1 millones de litros) en un río cercano, informó la empresa propietaria del oleoducto, Enbridge Energy Partners, que anunció que ya han comenzado las tareas de limpieza.

La rotura del oleoducto se produjo en una zona del sur de Michigan, y provocó que el crudo se derramara en un arroyo que es a su vez afluente del río Kalamazoo, uno de los más importantes del estado y cuyo curso se extiende a lo largo de más de 260 kilómetros.

Según la información facilitada por Enbridge, este incidente no ha provocado daños personales, y la empresa ya ha movilizado escuadrillas de limpieza para que contengan el impacto ecológico del vertido.

El oleoducto, que sufrió la rotura por causas que aún se desconocen, formaba parte de un sistema de distribución destinado a abastecer el medio oeste estadounidense y el sur de Canadá.

En principio este incidente no ha tenido un gran impacto en las refinerías de petróleo de Estados Unidos a las que abastecía, si bien las refinerías del lado canadiense aún están evaluando el impacto de la avería.

Antes de su rotura, el oleoducto llevaba una cantidad diaria de 190.000 barriles de crudo desde desde la localidad de Griffith, situada en el estado de Indiana, hasta Sarnia, en la provincia canadiense de Ontario.