Espírito Santo quiere lograr un acuerdo

El segundo accionista de PT urge volver a negociar y vender Vivo a Telefónica

El presidente de Banco Espírito Santo, entidad que controla el 9% de Portugal Telecom, dijo ayer que la teleco portuguesa y Telefónica deben volver a sentarse a negociar para poner fin a la sociedad conjunta que controla la brasileña Vivo. La española ha iniciado los trámites para disolver Brasilcel, que tiene el 60% de Vivo.

El segundo accionista de PT urge volver a negociar y vender Vivo a Telefónica
El segundo accionista de PT urge volver a negociar y vender Vivo a Telefónica

El Banco Espírito Santo (BES), primer accionista luso de Portugal Telecom con el 9% del capital, insistió ayer en que la mejor opción para la teleco portuguesa es negociar con Telefónica y resolver la venta de la brasileña Vivo a la operadora española, cuya oferta de 7.150 millones de euros expiró el pasado 16 de julio.

El presidente de la entidad, Ricardo Salgado, señaló que las dos operadoras "deben volver a las negociaciones" sobre Vivo dado que "acudir a los tribunales no tiene ningún sentido". "Debemos ser pragmáticos", expuso Salgado, que añadió que PT debe vender Vivo antes que enzarzarse en una batalla legal. Telefónica ha anunciado que se prepara para pelear por el control de Vivo en los tribunales y el primer escenario sería el Arbitraje de La Haya, para lo que ha contratado dos despachos de abogados para solicitar la disolución de Brasilcel.

El directivo añadió que "hay aspectos que resolver y alcanzar un acuerdo que sería bueno para todos -PT, Telefónica, Portugal y España-. Confío en que esta operación acabará bien", señaló, y agregó que hay otras oportunidades de inversión para PT en Brasil.

TELEFÓNICA 6,11 -2,86%

En su argumentario legal, Telefónica acusa a PT de incumplimiento de obligaciones por haberle ocultado que el Gobierno portugués iba a utilizar la acción de oro para paralizar la venta del 30% de Vivo, a pesar del apoyo mayoritario de la junta de accionistas de la empresa lusa.

Una fuente oficial de Portugal Telecom explicó a Efe que la "posición asumida por el consejo de administración de Portugal, en relación a la acción de oro está asentada en argumentos jurídicos".

Moody's mantiene el rating

Por su parte, la agencia Moody's señaló ayer que la retirada de la oferta de Telefónica por el 30% de Portugal Telecom en Vivo "es neutral" para las calificaciones de ambas operadoras, que en la actualidad son de un Baa1/positivo para la primera y Baa2/estable para la segunda.

En una nota de prensa, la agencia señala que la situación podría cambiar si Telefónica sigue otras estrategias para conseguir el control exclusivo de Vivo, y Portugal vende su participación y considera una inversión en un operador alternativo brasileño. La agencia señala que Brasil es un gran mercado de las telecomunicaciones móviles y sigue siendo estratégico tanto para Telefónica como para Portugal Telecom, con un alto potencial de crecimiento hasta el 95% de la población.