En el golfo de México

Cuatro petroleras anuncian un sistema conjunto contra posibles derrames de crudo

Cuatro grandes petroleras (las estadounidenses Chevron, ConocoPhillips, ExxonMobil y la anglo-holandesa Shell) establecerán un sistema de respuesta a posibles vertidos en el golfo de México, según anunciaron ayer.

El nuevo sistema "estará disponible para capturar y contener el petróleo en caso de una hipotética avería en un pozo submarino, en el futuro, en aguas profundas del golfo de México".

Para el establecimiento de este sistema las compañías contribuirán con un millón de dólares para sufragar los costes iniciales, aunque esa cantidad se incrementará a medida que se ponga en marcha el sistema. El nuevo sistema está en fase de desarrollo a cargo de un equipo de ingenieros de construcción y marinos de las cuatro petroleras.

Será "flexible, adaptable y capaz de poderse movilizar en 24 horas desde el comienzo de la fuga y puede usarse en una amplia gama de modelos de pozos y de equipos, en diferentes condiciones meteorológicas y con distintos flujos de petróleo y gas natural", indicaron en un comunicado.

Se podrá emplear en profundidades marinas de hasta 3.000 metros y tendrá una capacidad inicial de 100.000 barriles diarios, con la posibilidad de ampliarlos en el futuro, según la misiva.

El sistema ofrecerá "ventajas claras" con respecto a los equipos actuales, pues estará "diseñado, construido y dispuesto para uso rápidamente en aguas profundas".

Las cuatro empresas formarán una organización sin ánimo de lucro, la Compañía para la Contención de Pozos Marinos, que se encargará de hacer funcionar y de mantener a punto el sistema.