Plan de viabilidad

La textil Dogi abandona el concurso de acreedores

La empresa textil catalana Dogi International Fabrics anunció ayer a la CNMV que ha superado el concurso de acreedores que declaró el 3 de junio tras acumular un pasivo de 32,9 millones de euros. El juez aceptó el pasado día 19 la propuesta de convenio que suscribió el 77,3% de sus acreedores.

Desde que entró en situación concursal, el grupo puso en marcha un plan de viabilidad que contemplaba venta de filiales, desinversiones y reducción de su estructura de costes. En octubre, el juez autorizó un ERE de extinción de 74 puestos de trabajo, y ya en el primer trimestre redujo sus pérdidas en un 80%.