18 quedarán totalmente paralizadas

Fomento retrasará 199 obras hasta cuatro años y rescindirá 32

El ministro de Fomento, José Blanco, anunció hoy que se van a reprogramar 199 contratos de infraestructuras que van a tener retrasos de uno a cuatro años, y que otras 32 obras quedarán rescindidas, de las que 12 se van a contratar de nuevo mediante la colaboración público-privada y dos se van a licitar nuevamente con cargo al presupuesto ordinario. De este modo, 18 quedarán totalmente paralizadas.

El ministro de Fomento, José Blanco
El ministro de Fomento, José Blanco

Blanco, que acudió a la Comisión de Fomento del Congreso para dar cuenta de los ajustes que se van a llevar a cabo en la realización de obras públicas, destacó que se va a aprovechar esta reprogramación para aplicar la orden de eficiencia en aquellas obras que lo permitan.

Asimismo, anunció que van a seguir el curso ordinario previo al ajuste presupuestario el 80% de los 1.116 contratos de obra nueva de más de un millón de euros, que la reprogramación es el 17% de los contratos y que la rescisión es el 2,7%.

Los 199 contratos en los que se reprograman los plazos es una cifra no cerrada ya que, según Blanco, puede haber empresas que prefieran realizar una nueva licitación. De ellos, 122 a carreteras y 87 a ferrocarriles, e indicó que no se va a actuar de la misma forma en ningún aeropuerto, puertos y salvamento marítimo.

Así mismo, anunció que se van a rescindir 32 contratos, pero que de ellos 12 se van a contratar de nuevo mediante la colaboración público-privada, (siete lo van a ser de carreteras y cinco de ferrocarriles). Otros dos contratos se van a licitar nuevamente con cargo al presupuesto ordinario, una vez definida la solución constructiva más eficiente.

Blanco señaló que con la aplicación de este criterio, el número total de obras que van a ser rescindidas es de 18, y añadió que será programada su licitación, en virtud de nuevos criterios de eficiencia y rentabilidad, así como de la disponibilidad presupuestaria futura.

El ministro indicó que sin embargo son 885 contratos de obra nueva los que siguen en curso, sin ninguna alteración de su reprogramación.

Los 32 contratos anulados corresponden a 11 comunidades

Los 32 contratos anulados por Fomento corresponden a once comunidades autónomas. Por comunidades, siete de los proyectos de los que se rescinden se ubican en Castilla y León, otros cinco en Cataluña, cuatro en Cantabria y otros cuatro en Aragón, tres más en Andalucía, otros tres en la Comunidad Valenciana, dos en Galicia y uno en Madrid, Extremadura, Asturias y Murcia, respectivamente.

Cataluña, Cantabria, Aragón y Castilla y Léon son las comunidades más afectadas por los recortes de gasto del Ministerio de Fomento, ya que en ellas se suspenderán 17 obras de un total de 32 cancelaciones.

Sólo hay cuatro comunidades -Navarra, Baleares, La Rioja y País Vasco- en las que no se rescindirá ninguna obra, puesto que se trata de los territorios donde Fomento cuenta con un menor número de contratos de obra nueva en marcha.

Propondrá crear una Subcomisión para la actualización del PEIT

Blanco anunció que hoy que va a proponer la Constitución de una Subcomisión, en línea con la resolución aprobada del Debate del Estado de la Nación, para fijar los criterios de actualización del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT).

En este marco, Blanco dijo ante la Comisión de Fomento del Congreso, que también se van a formular las propuestas que propicien un marco estable de financiación de las infraestructuras y su mantenimiento.

El ministro recordó que en materia de transporte nada es gratis, y por eso cree que deben contribuir a financiar la construcción de las infraestructuras y su conservación en mayor medida quienes más las usan o "las pagamos todos".

Por ello, la Subcomisión en sus conclusiones deben servir para mejorar la eficiencia y la sostenibilidad económica y medioambiental del sistema de transportes y por lo tanto la competitividad de la economía española, según Blanco.

Y también se va a poder acordar un sistema de financiación de infraestructuras que garantice el máximo grado de equidad social, en el marco de los principios de la Unión Europea de que "el que usa paga" y "el que contamina paga".

Para el ministro, la actualización del PEIT es necesaria, para que una vez sentadas las bases normativas que van a permitir optimizar al máximo los recursos de Fomento, se pueda abordar en profundidad el asunto de las infraestructuras.