Mercado inmobiliario

La vivienda se estabiliza, según el Instituto de Práctica Empresarial

El sector de la vivienda, epicentro de la crisis económica en la que España lleva sumida más de dos años, se está estabilizando. Esa es, al menos, la opinión de los investigadores del Instituto de Práctica Empresarial, una escuela de negocios especializada en el sector inmobiliario. Según el director de investigación, Patricio Sánchez, la actividad se recuperará en 2011, gracias a la estabilización de los precios, el aumento de las ventas y la reducción del stock de inmuebles sin vender "hasta niveles residuales". Sánchez justifica esas previsiones en el "cambio de tendencia" en la caída de los precios, que se irá moderando en el resto de este año hasta acabarlo en niveles "muy cercanos a cero". Según la escuela de negocios, los precios pasarán a aumentar después de forma moderada, entre un 3% y un 4%, hasta el año 2014.

En cuanto a la reducción del stock de inmuebles pendientes de venta, uno de los puntos más llamativos de la previsión, el IPE estima que en 2010 se ha reducido a 614.742, frente a las más de 800.000 del año pasado, para pasar en 2011 a estar "prácticamente liquidado, salvo algunas líneas de costa puntuales". Pese a que se espera que la tasa de paro siga cerca del 20%, Sánchez argumenta que el mantenimiento de los tipos de interés en mínimos históricos y la recuperación de la economía llevarán a un aumento de la capacidad de adquisición de los compradores.

La escuela de negocios inmobiliarios también espera que este mismo año se confirme un cambio de tendencia tanto en las viviendas visadas como en el de las iniciadas, quedando relegada la inflexión en el capítulo de casas terminadas. El director general del IPE, José Antonio Pérez, estima que, por cada 100.000 casas que se pongan en marcha, se generarán 300.000 empleos directos y 200.000 indirectos.