Un 28,75% menos

Grupo Bancaja obtiene un resultado de 144 millones en el primer semestre

El resultado atribuido del Grupo Bancaja se ha situado en 144 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un descenso del 28,75% respecto al mismo período del año anterior, después de destinar 785 millones a provisiones, un 6,76% más que hace un año, para mantener y reforzar los niveles de cobertura de la morosidad, cuya tasa mantuvo en el 5,03% gracias a "gestión activa y prudente de las operaciones incidentadas".

El resultado atribuido del Grupo Bancaja se ha situado en 144 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un descenso del 28,75% respecto al mismo período del año anterior, después de destinar 785 millones a provisiones, un 6,76% más que hace un año, para mantener y reforzar los niveles de cobertura de la morosidad, cuya tasa mantuvo en el 5,03% gracias a "gestión activa y prudente de las operaciones incidentadas".

Según ha informado este martes la entidad en un comunicado, el volumen de negocio se situó en 173.580 millones de euros, el 3,02% menos que en el mismo período de 2009, y los activos totales de la entidad se situaron en un nivel récord entre enero y junio, con 112.454 millones de euros, el 1,86% más que el año anterior.

Asimismo, la entidad obtuvo en los seis primeros meses de 2010 un margen bruto de 1.512 millones, el 11,58% más, por los resultados obtenidos de operaciones financieras, que han podido compensar, según la caja, "la evolución de las comisiones de clientes y las partidas estrechamente ligadas a la situación de la economía real".

Por su parte, el margen de explotación fue de 1.052 millones, el 16,43% más que en el mismo período del ejercicio anterior, gracias a la contención de costes efectuada, y el resultado de la actividad de explotación fue de 335,05 millones de euros, el 91,9% más que en el mismo período de 2009, antes de contabilizar las dotaciones por deterioro de activos.

Baja el margen de intereses

No obstante, Bancaja ha detallado que el actual entorno "de menor actividad bancaria, elevada competencia en la captación de recursos de clientes y el mantenimiento de los tipos de interés en niveles históricamente bajos", han reducido el diferencial entre créditos y depósitos, presionando a la baja al margen de intereses, que cayó un 24,75% en términos interanuales, hasta 554 millones de euros, al cierre del primer semestre.

De este modo, el ratio de eficiencia, que mide la relación entre gastos e ingresos, se situó en el 28,14%, mejorando en un 8,72% el registrado al cierre del primer semestre del pasado ejercicio.

Estos resultados han permitido al grupo elevar la dotación a provisiones para hacer frente a los créditos de dudoso cobro y colocar, así, el ratio de cobertura de la morosidad en el 55,73%. Según ha precisado la caja, sin tener en cuenta las garantías reales, considerando que los riesgos se encuentran "completamente cubiertos", el ratio de morosidad se situó en el 1,37% y el de cobertura de la morosidad, en el 128,45%.

Recursos gestionados

En lo que respecta a los recursos, el Grupo Bancaja cerró el primer semestre con unos recursos gestionados de 90.032 millones de euros -contando con los fondos de inversión, fondos de pensiones, planes de ahorro y patrimonio gestionado-, el 4,92% menos. De esa cifra, 82.025 millones correspondieron a recursos ajenos, un 5,28% menos, y los 8.006 euros restantes, a recursos fuera de balance.

El grupo ha explicado que los depósitos totales experimentaron un retroceso del 3,17%, hasta los 47.513 millones, aunque si se atiende a la evolución de los depósitos de clientes, sin contar con la evolución de los saldos con el sector público, éstos registraron un avance de 1.426 millones, el 3,2% más.

Con todo ello, la entidad mantuvo su coeficiente de solvencia en el 12,14%, por encima del 8% exigido por la normativa vigente, y el 'Tier I' -compuesto por los recursos de mayor calidad- se situó el el 7,91%.

Concesión "selectiva" de créditos

En cuanto a la concesión de créditos, el grupo ha detallado que mantuvo durante el período de análisis su política de "prudencia y crecimiento selectivo", con un volumen de crédito bruto de 83.548 millones, el 0,88% menos que hace un año, y ha destacado que más del 70% de las operaciones nuevas de crédito se han destinado a la financiación de empresas y pymes, lo que "pone de manifiesto el compromiso de la entidad con el tejido empresarial y de los hogares".

Por último, el Grupo ha explicado que la base de clientes se situó a 30 de junio en 3,6 millones, y que la entidad cuenta con 1.566 sucursales y una plantilla de 8.104 empleados.