Incentivar su consumo

Almunia propone la prolongación de las ayudas al carbón

Las ayudas al carbón, tanto en España como en el conjunto de la Unión Europea, dominarán buena parte de la reunión de hoy de la Comisión Europea, que se celebra en Bruselas a partir de las 9 de la mañana.

El organismo comunitario tiene previsto debatir dos expedientes tramitados por el titular de Competencia, Joaquín Almunia: uno de ellos, relativo al real decreto del Gobierno español para incentivar el consumo de carbón en la producción eléctrica; el segundo, la prolongación de las ayudas de Estado a las minas de carbón que no son competitivas.

Ambos expedientes, aunque no están directamente relacionados, han acabado vinculándose y llegan abiertos a la reunión de hoy de los comisarios, con Almunia en la siempre incómoda posición para un comisario de tener que defender dos propuestas coincidentes con los intereses del Gobierno de su país.

La primera medida, el real decreto, pretende acabar con los excedentes acumulados de ese recurso nacional.

El departamento de Almunia se opuso inicialmente porque el decreto preveía una compensación a las gasísticas por el lucro cesante ante el previsible desplazamiento de su producción por el carbón. Pero el Gobierno ha suprimido esa ayuda y espera recibir hoy el visto bueno comunitario.

Las compañías afectadas, tanto eléctricas como gasísticas, han presionado en las últimas semanas a Bruselas para que abra una investigación en profundidad sobre el decreto, lo que les permitiría alegar y retrasar su entrada en vigor.

Su campaña se ha visto beneficiada por el solapa miento del expediente con el reglamento de ayudas al carbón, que expira a finales de año y Almunia pretende prolongar durante una década. Varios departamentos comunitarios consideran incongruente esa renovación con los objetivos medioambientales que se ha marcado la UE.