Podría superar los 60 millones

MCH Private Equity cierra su entrada en el capital de Garavilla

Conservas Isabel entra en la órbita del capital riesgo. Un fondo de MCH Private Equity ha cerrado con la familia Garavilla, titular del 95% del capital, su entrada en la compañía vizcaína fabricante de conservas de pescado. La operación, que según fuentes del sector podría superar los 60 millones de euros, se instrumentará a través de una ampliación de capital con una fuerte prima de emisión que se destinará a retribuir a los actuales accionistas.

La operación, en la que se incluye también el 5% en manos de Axis, la sociedad de capital riesgo del ICO, le daría la mayoría del capital. Fuentes de la familia Garavilla aseguran, sin embargo, que mantienen el control de la sociedad. En principio, estaba previsto que los recursos de la compra se dirigieran casi en su totalidad a fortalecer su balance para afrontar una compra y ganar tamaño. Finalmente, según aseguran medios cercanos al proceso, se ha optado por una fórmula mixta en la que los actuales propietarios ingresarán una importante cantidad.

En el acuerdo, hecho público ayer y adelantado por CincoDías en marzo pasado, la sociedad de capital riesgo se ha garantizado la continuidad, durante al menos tres años, de Juan Corrales, actual consejero delegado. Estanislao Garavilla, por su parte, abandonará la presidencia, pero seguirá de consejero.

Los activos que se han incluido en la valoración de la compañía incluyen dos de sus cuatro buques y las fábricas en Bermeo (Vizcaya), O Grove (Pontevedra), Agadir (Marruecos) y Manta (Ecuador). La empresa tuvo unas ventas de 250 millones en 2009.

Ganar tamaño

El desembarco de MCH Private Equity en el capital de Garavilla tiene como objetivo aumentar el músculo de la compañía vasca que le permita afrontar una operación de compra de otra empresa del sector en España, o en el extranjero, para ganar dimensión.