Durán insiste en que la etapa de Zapatero "está agotada"

CiU y CC despejan con su abstención la aprobación del techo de gasto

El techo de gasto presupuestario con el que contará el Gobierno para 2011 será previsiblemente aprobado por el pleno del Congreso, ya que contará con la abstención de Coalición Canaria y CiU.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Anotni Duran i Lleida.
El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Anotni Duran i Lleida.

Convergencia i Unió está dispuesto a dar oxígeno al Gobierno hasta que culmine las reformas en marcha. Así lo anunció esta mañana Josep Antoni Durán i LLeida, quien facilitará la aprobación del techo de gasto con la abstención de sus diez diputados.

La abstención de CiU en la votación del techo de gasto no supondrá un respaldo de los nacionalistas catalanes a los Presupuestos de 2011. Así lo ha enfatizado esta mañana Durán, quien ha hablado "de la necesidad de dar oxígeno a la economía española, más que a Zapatero". Con este criterio, CiU está dispuesta a colaborar con el Gobierno en las principales reformas pendientes: la laboral, la de las pensiones y la del sector energético. Una vez acabadas estas reformas, ha añadido Durán, la etapa de Zapatero "se habrá acabado", dando a entender que CiU hará lo que esté en sus manos para precipitar la convocatoria de elecciones anticipadas. CiU hace pública esta actitud después de la cena mantenida ayer en Madrid entre Artur Mas, Durán i Lleida, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, y el portavoz de los nacionalistas vascos en Madrid, Josu Erkoreka.

Según confirmaron a Efe fuentes Coalición Canaria, los dos diputados que conforman este partido se abstendrán esta tarde durante la votación y se sumarán a las absteniones anunciadas de los otros diez parlamentarios del grupo nacionalista catalán.

El techo de gasto que se votará esta tarde en el Congreso coloca el límite no financiero del Estado en 122.256 millones de euros -150.056 millones antes de las transferencias a las comunidades autónomas- lo que representa una caída del 7,7% sobre el presupuesto inicial de 2010, que ascendió a 132.442 millones de euros.

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, ha anticipado esta mañana que su voto será negativo al techo de gasto al considerar que no deja margen para sostener el gasto social. "Zapatero se ha apuntado al club de los halcones del déficit junto Merkel, Cameron y el resto de los líderes conservadores europeos", ha comentado el diputado de IU-IC Verds Joan Herrera. El PP tampoco votará esta tarde a favor del techo de gasto, auténtica antesala del debate presupuestario que se abrirá en septiembre.