Cierre de sesión

La economía de Estados Unidos vuelve a condenar: el Ibex cae un 0,62%

Estados Unidos sigue dando quebraderos de cabeza a la Bolsa española. El Ibex ha restado un 0,62% afectado por la caída del índice de actividad inmobiliaria al otro lado del Atlántico y la rebaja de los pronósticos de crecimiento de su economía por parte de Goldman Sachs. Los bancos, por su parte, también han contribuido al pesimismo. (Ver gráfico detallado del Ibex 35)

De héroe a verdugo. El frente macroeconómico de Estados Unidos era, hace unos meses, el salvavidas que conseguía borrar el signo negativo de las Bolsas europeas. Pero hace ya algunos días que su papel es otro bien diferente. Y es que los datos que se van conociendo últimamente no son demasiado alentadores. Hoy, la debilidad de la economía estadounidense se ha manifestado a través del índice NAHB de actividad inmobiliaria, que ha caído en julio a su mínimo de 15 meses.

No ha sido la única noticia negativa que ha sufrido la economía al otro lado del Atlántico. Goldman Sachs ha recortado al 2%, desde el 3% anterior, el pronóstico de expansión en Estados Unidos en el segundo trimestre a raíz del auge de las importaciones y la disminución del gasto de los consumidores.

En una sesión muy volátil, el Ibex 35 ha optado por cambiar el signo y ha cerrado con un recorte del 0,62% que le ha situado en los 9.929 puntos, aplazando el ataque a los 10.000 puntos. En el resto de Europa, las plazas del Viejo Continente se han unido a los descensos generalizados.

BANKINTER 8,15 0,27%
IBEX 35 9.583,70 1,03%

Asimismo, el riesgo soberano ha continuado estando en boca de todos. Hungría no recibirá más fondos del FMI si no se compromete a realizar ajustes adicionales de su déficit público, mientras que Moody's ha recortado el rating de Irlanda a 'Aa2' y Fitch ha elevado el de Estonia a 'A'. En el mercado de deuda, el diferencial del bono español a 10 años con el alemán al mismo plazo se ha situado en 175 puntos básicos. Mañana, el Tesoro Público prevé colocar entre 5.000 y 6.000 millones de euros en la subasta de letras a 12 y 18 meses.

Por su parte, la temporada de presentación de resultados continúa mostrando una cara muy positiva. Hoy, Halliburton ha señalado que en el segundo trimestre de 2010 ha obtenido un beneficio atribuido de 370 millones de euros, un 83,2% más respecto a los 202 millones que ganó en el mismo periodo de 2009. El grupo juguetero estadounidense Hasbro ha registrado un beneficio neto de 33,6 millones de euros, un 11% más.

Christian Blaabjerg, jefe de estrategia de renta variable de Saxo Bank, comenta que "prevemos que la temporada de publicaciones de resultados del segundo trimestre sea fuerte: el sector de consumo discrecional y los sectores industrial y tecnológico deberían ser aquellos con mayores probabilidades de sorprender al alza". "Si la temporada es fuerte, prevemos que ofrezca el respaldo necesario para un repunte a corto plazo y si la temporada es floja, se mantendrá una lenta venta masiva de los activos vinculados al riesgo", añade.

En el mercado español, el sector bancario ha optado por retroceder posiciones a tan sólo cinco días de que se conozcan los resultados de los test de estrés. En este contexto, Renta 4 señala que "los tests de resistencia deberían aportar una mayor tranquilidad a un sector globalmente solvente aunque pensamos que las positivas expectativas ya han sido recogidas en gran parte por las cotizaciones de los bancos". Al cierre, Bankinter ha cedido un 2,97%, mientras que Santander y BBVA han perdido un 0,75% y un 0,96% respectivamente.

Telefónica, por su parte, ha recortado un 0,25% en una jornada en la que se ha conocido que la compañía presidida por César Alierta ha contratado al despacho holandés De Brauw Blackstone Westbroek para diseñar la estrategia jurídica encaminada a propiciar la disolución de Brasilcel, la sociedad que comparte con Portugal Telecom a través de la cual se instrumentaliza el control de la operadora de móvil brasileña Vivo. En la parte alta de la tabla, Técnicas Reunidas se ha revalorizado un 1,14%.

En el mercado de divisas, el euro se cambia a 1,2968 dólares.