Para reactivar el sector ante el 'stock'

Las cementeras creen que el precio de la vivienda debe ajustarse hasta un 40%

La Asociación de Empresas Fabricantes de Cemento de España (Oficemen) indicó hoy que los precios de vivienda deberán caer entre un 5% y un 40%, según el excedente de inmuebles terminados sin vender que exista en cada zona geográfica, para que el sector pueda reactivarse.

El presidente de Oficemen, Joaquín Estrada, explicó hoy en una rueda de prensa que el mercado debería ajustarse "a los precios reales y no a los precios que se establecieron en plena burbuja inmobiliaria".

Asimismo, apuntó que "la necesidad de vivienda" se mantiene independientemente de la coyuntura económica, y que en zonas como las grandes ciudades, que concentran una mayor demanda, el ajuste será menor, mientras que en la costa se espera que la reducción de precios se incremente.

Por otro lado, Estrada valoró la iniciativa del Gobierno para incentivar la rehabilitación de viviendas, una actividad que, a su juicio, es "clave" para desarrollar un sector de la construcción "más sostenible".

El presidente de Oficemen también mostró su satisfacción ante el anuncio de un pacto de Estado para la energía por parte del Gobierno y el PP, ya que, a su juicio, con este acuerdo "se podrán delimitar claramente los costes de la energía y hacer que el mercado gire en torno a la normalidad".

En este sentido, Estrada afirmó que "la formación de precios del mercado eléctrico en España es kafkiano, tanto en épocas de bonanza como de depresión ", y que las empresas eléctricas han causado un "gran daño" a la industria del cemento.

Añadió que ésta última "no compra la energía en un mercado libre, sino que está artificialmente manipulado", y que "el riesgo de deslocalización de empresas" por esta causa "sigue siendo el mismo".