Desde octubre de 2010

La Comunitat Valenciana se incorpora al Programa Turismo Sénior

La Comunitat Valenciana se incorpora por primera vez al Programa Turismo Sénior Europa, que arrancará en octubre de 2010 con una oferta de 16.000 plazas en esta autonomía.

España invertirá 14 millones de euros para poner en marcha la segunda temporada del Programa Turismo Sénior Europa, que ofrecerá más de 111.000 plazas, casi un 39% superior a las 80.000 de la primera edición, según ha indicado hoy el presidente de Segittur, Javier Bustamante.

En una rueda de prensa, el responsable de esta sociedad, encargada de gestionar el programa, señaló que la inversión, que se reparte entre Turespaña y las comunidades autónomas que participan en el programa, casi triplica a la de la temporada 2009/2010 que fue finalmente de 5,3 millones de euros, aunque en principio iba a alcanzar los 10 millones.

En la segunda edición, además de Andalucía (con una oferta de 60.000 plazas) y Baleares (20.000), que acogieron los primeros turistas sénior europeos entre octubre de 2009 y abril de 2010, el programa se extiende a la Comunitat Valenciana (16.000) y Canarias (15.000), en esta última se desarrollará de abril 2011 a junio 2011, dada su distinta estacionalidad.

La edición "piloto" del programa contó con cerca de 45.000 turistas de quince nacionalidades que generaron un impacto económico estimado en España de 22,5 millones de euros, mientras que para las administraciones europeas supuso, con un coste "cero", un impacto económico de más de 6,6 millones.

Además, el gasto de los turistas sénior europeos llegados con el programa a España fue de 34 euros diarios y de 280,50 de media por participante.

De esta forma, la inversión ha sido "ampliamente" recuperada, ya que por cada euro se han ingresado 1,32 euros, gracias a unos mayores ingresos en recaudación de la Seguridad Social, impuestos de Sociedades, IRPF e IVA y al ahorro en las prestaciones por desempleo.

El programa ha permitido crear o mantener 690 puestos de trabajo en España (609) y Europa, de los que la mitad ha correspondido al sector hotelero y de restauración.

El impacto habría sido mayor, pero la cifra final de turistas -37.000 en Andalucía y 8.000 en Baleares- se vio afectada por el cierre del espacio aéreo, debido a la erupción del volcán islandés, lo que provocó más de 6.000 cancelaciones en abril.

Bustamante achacó este aún bajo volumen de turistas a que se trata de un producto nuevo y todavía desconocido, pero confió en que poco a poco se irá a mayores afluencias y, a largo plazo, en 2020, se podrá alcanzar 5 millones de viajeros en toda Europa, ya que habrá en Europa 200 millones de mayores de 55 años, que son a quienes se dirige el programa.

El 92% de los visitantes del programa nunca había venido a España, por lo que el presidente de Segittur destacó la importancia que tiene este "Erasmus Sénior" para abrir nuestros destinos a nuevos mercados emisores europeos.

Por ello, agregó, el programa no incluye países como Alemania, Reino Unido o Escandinavia, ya que son los principales mercados emisores de España y buenos conocedores de nuestros destinos.

Del total de turistas llegados en la primera edición del programa, destacó sobre todo Grecia, con 15.254 personas y Polonia, con 6.892, mientras Francia fue el país que sólo aportó 217 visitantes.

Aunque ya hay varios países comunitarios interesados en llevar el programa a su territorio -Italia, Polonia o Grecia-, Bustamante consideró que tardarán al menos dos años en ponerlo en marcha, ya que carecen de un sistema de viajes interno como el del IMSERSO que tiene España.

Precisamente esta experiencia es la gran ventaja de España, aunque el turismo sénior tiene algunas características distintas: los hoteles son de cuatro estrellas en lugar de tres o las bonificaciones alcanzan en caso de algunos países 150 euros por viajero (Polonia, República Checa, Hungría y Eslovaquia) frente a los 100 del IMSERSO.

No obstante, la diferencia más importante para Bustamante radica en que el carácter del programa europeo es, en primer lugar, económico, mientras que el del IMSERSO es principalmente social.