Desastre en el Golfo de México

BP confirma resultados alentadores para mantener sellado el pozo

BP anunció hoy que espera poder mantener sellado el pozo petrolífero Macondo en el Golfo de México, tras confirmar que hay "señales alentadoras".

Imagen del  obturador instalado el jueves para sellar el pozo del Golfo de México
Imagen del obturador instalado el jueves para sellar el pozo del Golfo de México

La empresa petrolera prevé mantener sellado el pozo mediante un obturador instalado el jueves hasta resolver el problema de forma definitiva con la construcción en marcha del pozo alternativo.

La multinacional consiguió por primera vez el jueves detener el flujo de crudo al Golfo, 87 días después de la explosión y posterior hundimiento de la plataforma que operaba en la zona en un accidente que ha provocado el mayor desastre ecológico en la historia de EE UU.

La empresa inició entonces un periodo de prueba de 48 horas para medir la presión en el pozo y asegurarse de que no había fugas, un plazo que se extendió el sábado otras 24 horas.

Doug Suttles, director general de operaciones de BP dijo hoy en una conferencia de prensa telefónica que los resultados son alentadores y que la presión sigue aumentando de forma estable, en una señal de la ausencia de fugas.

"Tenemos la esperanza de que si estas señales alentadoras continúan podremos seguir con las pruebas de integridad hasta que logremos cerrar de forma definitiva" Macondo mediante la construcción del pozo alternativo, dijo Suttles. "Ahora mismo no tenemos ningún plazo para dejar que vuelva a fluir petróleo del pozo", añadió.

Suttles dijo que reabrir el obturador y permitir que el crudo fluya a la caja instalada sobre el mismo, con capacidad para recoger hasta 80.000 barriles de crudo, que se trasladaría después a barcos en la superficie, sigue siendo una opción en caso de problemas.

El ejecutivo afirmó que el primero de los dos pozos alternativos que se excavan en la zona y desde el que se clausuraría el ahora averiado mediante una inyección de cemento y lodo pesado, podría estar listo para finales de julio, según lo previsto.

Precisó que la operación de sellado mediante la inyección de cemento y lodo podría prolongarse hasta mediados de agosto.

Las estimaciones oficiales apuntan que Macondo ha estado escupiendo entre 35.000 y 60.000 barriles de petróleo al mar desde el accidente del 20 de abril.