Juan Cruz. Fundador y director de inversiones de Cygnus

"Con olas de 50 metros en Bolsa es mejor esperar en la playa"

Defiende que los 'hedge funds' no han sido los culpables de la crisis y alaba una regulación común para Europa

Juan Cruz, socio de la firma independiente española Cygnus, es un experto en el sector energético y un gran conocedor de la gestión alternativa, donde lleva trabajando más de 15 años. Con tranquilidad, ha recibido el premio europeo Top Extel en la categoría hedge fund, resultado de las encuestas a más de 9.000 expertos del sector: inversores, competidores y brókeres. Este trofeo lo coloca como el segundo mejor gestor de inversión libre en Europa, tan sólo por detrás de Citadel y por encima de gigantes como GLG o Odey.

¿Cómo se puede tener éxito trabajando al margen de una gran entidad financiera ?

El ser independiente nos permite tener un proceso de decisión más puro. Hay menos ruido, compromisos y conflictos de interés a la hora de gestionar. Todo esto se traduce en una mayor credibilidad de cara al inversor internacional. Somos un compendio de todo lo bueno que hemos aprendido en las entidades de primer nivel, con la agilidad de ser pequeños. Además, los profesionales y los socios de Cygnus venimos de grandes instituciones financieras.

"Después de Madoff han aumentado muchos los controles en la inversión alternativa"

¿Cómo gestionan?

Administramos el dinero de nuestros clientes igual que gestionábamos la tesorería de los bancos en los que hemos trabajado durante 20 años. Somos especialistas en determinados subsectores como energía, renovables y mantenemos el portafolio conociendo las compañías, sus valoraciones, sus negocios y en función a eso definimos las exposiciones. Y competimos en el ruedo internacional. Fuera de España nuestro principal negocio es el europeo con más del 50%, seguido de EE UU con un 25%.

¿Cómo han sobrevivido a los avatares de Lehman o la crisis griega?

A los hedge nos demonizaron con Lehman y no nos alababan cuando comprábamos todas las emisiones de convertibles que se ponían en el mercado. La crisis no la provocamos nosotros. Los gestores y los profesionales lo único que queremos es maximizar los retornos. ¿Quién ha sido el responsable de Lehman? ¿La mala gestión de los balances de los bancos?, ¿la escasa supervisión financiera?, ¿vivir por encima de las posibilidades?, ¿o el sobreendeudamiento empresarial?

¿Vivieron sus inversores momentos de pánico? ¿Querían liquidar posiciones?

El miedo lo que ocasionó fue una caída del sistema financiero americano y, por ende, mundial. Parecía que todo se iba al traste. Nuestros inversores fueron bastante fieles, porque al final de 2008 los activos acumulados contrarrestaron las salidas. Nuestra experiencia en la gestión del riesgo y en el control de las caídas nos ha ayudado a atravesar estos periodos tan complicados. A medida que perdíamos íbamos liquidando posiciones y llegó un momento, en la segunda semana de octubre de 2008, en que estuvimos el cien por cien en efectivo. Esperamos a que pasara el chaparrón y a finales de octubre volvimos a Bolsa.

¿Por qué salir de Bolsa?

Yo lo comparo con los windurfistas, que por muy bien que naveguen, con olas de 50 metros si se caen se matan. Así, que tienen que esperan en la playa y estar pendiente de cuándo vuelven las olas de 2 ó 3 metros, pues sin olas tampoco pueden navegar. ¿Qué sentido tendría estar metido en el agua en ese momento?

¿Qué opina de las últimas regulaciones de la industria hedge?

Nos parece muy bien que haya homogeneidad en Europa, que se exija transparencia e iguales requisitos de capital. A nosotros nos va a afectar de una forma limitada porque estamos regulados por la CNMV. El objetivo del regulador es que el inversor esté protegido, pero creo que ninguna legislación puede impedir una actividad fraudulenta.

¿Cómo se puede defender que se hace un diligente control del gestor cuando Madoff ha llegado a salpicar a Optimal, la marca de inversión libre de Banco Santander?

Un fraude de la dimensión de Madoff no deja de ser un evento excepcional dentro de nuestra industria. La magnitud del fraude piramidal de Madoff era tal que dificultó el que se descubriera. Creemos que hay un antes y un después en los procesos de due diligence. El control de riesgos y operaciones se ha incrementado enormemente, han aumentado las comunicaciones entre prime broker, administrador y depositario.

El cierre del negocio hedge de BBVA, ¿ha dañado este segmento?

Creo que ha sido una gran pérdida para la industria alternativa en España, que además estaba en esos momentos naciendo. BBVA había conseguido crear un buen equipo de profesionales, pero quizás el momento de salida no fue el mejor y el riesgo reputacional fue grande. La industria hedge no ha conseguido el desarrollo esperado en España y 2008 afectó mucho al sector y, en particular, a los fondos de fondos de inversión libre.

El análisis también tiene premio

Cruz considera que el valor diferencial en un negocio de gestión son las personas. "Hemos tratado de unir al mejor grupo de profesionales disponibles en España y fuera", puntualiza. "A eso se une una gran dosis de motivación personal y profesional", añade. "Ahora el reto es mantener a la gente involucrada en el proyecto".

La cualificación de sus profesionales ha quedado patente en el reconocimiento de dos de sus analistas por Thomson Reuters. Alejandro Vigil y Luis Amusátegui se alzaron como ganadores en la categoría de energía y están muy bien posicionados en el segmento de construcción, debido a la entrada de muchas empresas en el negocio renovable. Amusátegui trabajó cubriendo este mismo sector en el hedge fund Tisbury Capital y en UBS. Vigil siguió el ramo también en Citi, Santander y Caja Madrid.

"En busca del 20% de retorno anual"

¿Qué proyectos tienen en marcha?

Acabamos de lanzar Cygnus Europa Event Driven, un nuevo fondo que pretende aprovechar las oportunidades de inversión en la actividad corporativa de fusiones y adquisiciones, refinanciaciones y reestructuraciones. De su gestión se ocupa José Luis Pérez Esteve, con amplia experiencia en el ramo y en el sector de derivados durante más de 20 años. Este fondo buscará alcanzar retornos anuales de entre el 20% el 25%, con volatilidades del 10% al 12%.

¿Qué ha ocurrido con el fondo Renaissance?

En julio de 2009 se liquidó por falta de demanda por parte de los inversores españoles. Era un fondo de fondos y ahora nos hemos concentrado en single managers (productos de una sola estrategia). Nuestro fondo Cygnus Utilities cuenta ya con unos activos de 632 millones de dólares.

¿Es posible que el inversor minorista entre en hedge funds?

No es un producto típico para el inversor minorista ya que exige un cierto nivel de conocimiento financiero y por la dificultad de seleccionar un gestor. No obstante, sí nos parece que la gestión alternativa es un tipo de producto que debería estar en las carteras de los inversores minoristas, pero quizás el formato debería ser a través de fondos de fondos.

La inversión alternativa no consigue siempre retornos positivos.

Quizás se ha explicado mal la inversión libre. Ganar siempre es un imposible. Si se comparan las rentabilidades a largo plazo, los hedge funds consiguen rendimientos positivos. Es verdad que en los últimos años la industria alternativa había cogido un sesgo largo apostaba a que los títulos subirían. Nuestro fondo internacional, desde el inicio, en mayo de 2006, ofrece una rentabilidad del 63,18%, anualizada del 12,5%, y en 2010 pierde el 1,4%.