Será en los presupuestos

Zapatero confirma un ajuste fiscal para que se aporte según lo que se tenga

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha garantizado hoy que en los presupuestos generales del Estado habrá algún ajuste fiscal que afectará a "lo que se debe aportar según lo que se tenga".

Zapatero ha dado por hecho ese próximo ajuste en su intervención final a puerta cerrada en la reunión del Comité Federal del PSOE en la que ha defendido las medidas económicas que está poniendo en marcha el Gobierno para hacer frente a la crisis.

El jefe del Ejecutivo, tras escuchar las palabras del resto de dirigentes de su partido, ha lanzado una pregunta que ha respondido inmediatamente él mismo: "¿algún ajuste fiscal?. Sí, en los presupuestos".

Fuentes socialistas han informado de que, a continuación, Zapatero ha precisado que el objetivo de esa futura medida, que no ha concretado en ningún momento en qué dirección puede ir, es que se ajuste "lo que se debe aportar según lo que se tenga".

Zapatero ha insistido en que el Gobierno va a adoptar las medidas y las reformas que necesite España "cueste lo que cueste", ha vaticinado que saldrán bien y ha reiterado que el plan de ajuste es imprescindible y que en toda Europa ha habido que adoptar soluciones similares.

"Las reformas están de nuestro lado y saldrán bien", ha pronosticado, aunque ha reconocido que él nunca pensó en que habría que adoptar alguna de ellas como el recorte del salario de los funcionarios, pero las circunstancias, ha dicho, han obligado a ello.

El presidente del Gobierno ha subrayado que su Ejecutivo sigue teniendo como uno de sus ejes el mantenimiento de las prestaciones sociales y ha defendido la reforma laboral y la necesidad de una mayor competitividad de la economía.

También ha abanderado por que se dé una respuesta socialdemócrata en toda Europa ante los problemas derivados de la crisis y ha advertido de que el PP intenta minar la condición de socialista del Gobierno criticando que no comulgan con esas ideas los recortes realizados.

Por ello, ha instado a hacer una campaña de explicación de las políticas sociales que ha llevado a cabo el Gobierno socialista y ha puesto como ejemplo las ayudas a la dependencia.

El presidente del Gobierno, quien ha considerado que el PP ha dejado claro en el debate sobre el estado de la nación que no está dispuesto a arrimar el hombro y que no tiene alternativa, ha aventurado que en enero próximo, cuando comience la precampaña de las elecciones municipales y autonómicas, los socialistas estarán mejor que ahora.

El PSOE avala las reformas económicas "cueste lo que cueste"

El Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre congresos, respaldó hoy el empeño del Gobierno en llevar a cabo las reformas económicas "cueste lo que cueste" y el jefe del Ejecutivo y líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, les aseguró que las medidas "saldrán bien", según informaron fuentes socialistas.

"Somos el partido de las reformas y las vamos a adoptar cueste lo que cueste", ratificó en su intervención a puerta cerrada, una vez escuchado el apoyo de sus 'barones' a los que agradeció el apoyo y pronosticó, además, que cuando empiece 2011 y se inicie la precampaña de las autonómicas y municipales, el PSOE estará "mucho mejor".

"Los socialistas no hemos venido aquí a poner en marcha los funerales del Estado del bienestar", proclamó en la reunión el lehendakari, Patxi López, que reconoció que es duro recortar salarios y congelar pensiones, pero que es necesario para consolidar el Estado del bienestar.

Según las fuentes, López reclamó a sus compañeros "sacar a la calle" su "orgullo de socialistas" porque, a su juicio, este partido es el único que está "entendiendo las necesidades de este país".

De forma similar se expresó el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, que defendió que el Gobierno está haciendo lo que hay que hacer. "Cueste lo que cueste, y eso la gente lo entiende", remachó.

Zapatero insistió en que las medidas "son necesarias" y dejó claro que nunca pensó en que tendría que recortar los sueldos de los funcionarios, pero que las circunstancias así lo obligaron. Eso sí, recalcó, por un lado que pese a las turbulencias de los mercados nunca hubo razones fundadas para dudar de la solvencia de España y, por otro, que a pesar de los recortes se mantienen las prestaciones sociales.

"No soy amigo de la palabra sacrificio sino de la palabra esfuerzo, tenemos que acreditar nuestra capacidad e llevar a cabo reformas necesarias", afirmó el valenciano Jorge Alarte, mientras el castellano-leonés âscar López insistió en que si el Gobierno va a reformar las pensiones es porque cree en ellas.

Ep