BP consigue sellar por completo la fuga de petróleo en el Golfo de México

Las pruebas continuarán durante 48 horas más

Es la primera vez que lo consiguen después de 87 días. BP ha cerrado con éxito todas las válvulas de la campana de contención que estaban instalando desde el pasado fin de semana. Las pruebas continuarán durante al menos 48 horas más para comprobar si resiste la presión. Para la compañía esta noticia es alentadora pero no quieren caer en celebraciones de momento. Los fallos de los métodos anteriores les hacen ser cautos. La fuga, aseguran, no estará sellada de forma definitiva hasta que estén completados a finales de este mes los pozos auxiliares que se cubrirán con cemento y lodo.  Para el presidente Obama este primer paso es una señal positiva, a la espera del informe final. El vertido sigue presente en las costas del sudeste estadounidense y continúa afectando a las miles de personas que viven del mar. Los responsables de los restaurantes y de las lonjas hablan de un gran alivio, aunque no tienen claro si todo esto repercutirá inmediatamente en sus negocios. Si no hay más sorpresas, a partir del sábado comenzará el trasvase controlado del petróleo a la superficie.