Cree que se deben aprovechar las ayudas del Gobierno

El BCE recomienda a la banca que no dé dividendo para capitalizarse

El BCE insiste en que las entidades financieras deben recapitalizarse para abrir el grifo del crédito. Para ello, les recomienda que no distribuyan dividendos, que amplíen capital y que aprovechen "al máximo las medidas gubernamentales adoptadas para favorecer la recapitalización".

El Banco Central Europeo (BCE) insiste. Es necesario que la banca se recapitalice para afrontar "el reto de aumentar la disponibilidad" del crédito para empresas y familias una vez que repunte la demanda. El BCE asegura que los balances de las entidades financieras han crecido desde principios de año. Esta es una señal de que se está produciendo una cierta salida de la crisis bancaria, según los expertos. Pese a ello, el organismo presidido por Jean-Claude Trichet cree que las entidades financieras aún están débiles. Por ello, recomienda a la banca europea reforzar su capital y así tener la fortaleza suficiente para conceder créditos cuando se active su demanda.

Cita tres posibilidades: recurrir al mercado -algo ahora bastante complicado, dada la situación del sector, muy penalizado en Bolsa-; "aprovechar" las ayudas que ofrece el Gobierno, que en el caso español son las inyecciones de fondos públicos a través del FROB o los avales del Estado para las emisiones; y las más impopular, pero más fáciles de llevar a cabo, la de no distribuir dividendos. Aunque algunos bancos europeos han recurrido a esta medida en la crisis, los españoles han optado sólo por recortar la remuneración al accionista de acorde al descenso de sus beneficios. En ningún caso han dejado de retribuirles con dividendos.

En su informe de julio, el BCE apoya la decisión de la CE de publicar los test de estrés de los bancos europeos. Reconoce que así cada país tomará las medidas necesarias para fortalecer su sistema financiero. Asegura que para que el crédito vuelva a fluir y que las entidades financieras resistan las perturbaciones necesitan balances sanos, rigurosos controles de riesgos y modelos de negocio transparentes. Sólo así se pondrá las bases "para el crecimiento sostenible, la creación de empleo y la estabilidad financiera".

Las cajas pueden necesitar más fondos

La deuda de la banca española con el BCE refleja la falta de otras fuentes de financiación, aunque aún representa un porcentaje sobre su balances inferior al de la banca de países como Portugal, Irlanda y Grecia, explica Citi en un informe. El banco estadounidense subraya que la financiación del BCE supone el 4% del total de activos de la banca española, por debajo de la correspondiente a la banca de Portugal, con el 6,6%, de Irlanda, con el 5,5%, y de Grecia, donde representa el 17,7%. La banca española solicitó al BCE 126.300 millones de euros en junio, lo que supone el importe más alto de la historia y la cuarta parte del total del crédito concedido a las entidades financieras por el organismo con sede en Fráncfort. Un informe de Nomura, mientras, señala que las cajas requerirán capital adicional del FROB tras darse a conocer los resultados de las pruebas de estrés. Indica además que, a la luz de sus test de estrés realizados a los principales bancos españoles, su publicación "podría ser positiva para la percepción del mercado". Barclays cree que las cajas necesitarán 36.200 millones de euros de capital tras estas pruebas.