Cierre de sesión

El Ibex salva la jornada 'in extremis'

A escasos instantes del cierre, el Ibex ha decidido cambiar el signo de una jornada que parecía bajista a todas luces. El selectivo ha sumado un 0,19% gracias a los ascensos de Telefónica y ha conseguido esquivar el repunte de la prima de riesgo para situarse en los 10.278 puntos. Banesto ha dado hoy el pistoletazo de salida a la temporada de presentación de resultados empresariales. (Ver gráfico detallado del Ibex 35)

En los últimos minutos, el Ibex ha decidido que no quería conformarse con caer. Al cierre, la Bolsa española ha recuperado un 0,19% con el que ha escapado de las garras de los bajistas, situándose así en los 10.278 puntos. En el resto de Europa, el Ftse de Londres ha perdido un 0,33%, el Cac de París se ha dejado un 0,13% y el Dax de Fráncfort se ha revalorizado un 0,3%.

Así, en una jornada que parecía destinada a las ventas, una de las excusas para ceder terreno era el repunte del riesgo soberano. El diferencial del bono español a 10 años con el alemán al mismo plazo se ha colocado en 206 puntos básicos. Además, el frente macroeconómico de Estados Unidos tampoco ha ayudado demasiado a inyectar ganas de entrar en la renta variable. A pocas horas de que se publiquen las actas de la Reserva Federal, las solicitudes semanales de hipotecas han caído un 2,9%, mientras que las ventas al por menor también han descendido un 0,5%.

"Siempre digo que el mercado es soberano....pero también caprichoso. Desde mi punto de vista, la evolución a corto plazo de los mercados se dirime más bien por catalizadores o 'drivers' de actualidad y corto placistas que en muchos casos no tienen tanto fundamento o impacto a largo plazo. En cualquier caso, hay que reconocer que la temporada de resultados ha comenzado con brío. Esperemos que así siga", explica Pablo García, de Oddo Securities.

TELEFÓNICA 6,11 1,65%
IBEX 35 8.751,20 0,93%

Y es que el selectivo Ibex ha decidido fijar su atención en la parte positiva del día. Portugal ha colocado 1.680 millones de euros en obligaciones a dos y nueve años, más de lo esperado, y la temporada de presentación de resultados empresariales no para de dar alegrías. Después de las positivas cuentas de Alcoa, Intel también ha batido las previsiones tras volver a beneficios, con un beneficio por acción un 18% superior a las estimaciones de consenso y unas ventas que han superado las previsiones en un 5%. Asimismo, Intel ha ofrecido una positiva guía de ventas para el tercer trimestre de 2010 y ha elevado sus previsiones de margen bruto para 2010 en 2 puntos porcentuales.

En España, Banesto también ha sacado a la luz su trayectoria en el primer semestre del año y el resultado no ha estado nada mal. La entidad presidida por Ana Patricia Botín, que ha inaugurado la temporada de resultados, ha mejorado las previsiones de los expertos al registrar un beneficio neto atribuible de 381,7 millones de euros, lo que supone un descenso del 6,8% respecto al obtenido en el mismo periodo del ejercicio anterior. Al cierre, sus títulos han sumado un 1,39%.

Sus compañeros de sector, sin embargo, no han conseguido conquistar hoy a los inversores a pesar de que durante la jornada la mayoría de las noticias que han hecho alusión a los bancos españoles han sido muy positivas. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado durante el debate sobre el estado de la nación que las dudas sobre la solvencia del sistema financiero español son "infundadas". Asimismo, la agencia de calificación crediticia S&P ha confirmado el rating de Santander y BBVA por su resistencia a la crisis mundial. Pese a todo, la deuda de las entidades españolas con el BCE, que ha alcanzado 126.300 millones de euros en junio, el importe más alto de la historia, ha caído como una losa en el sector.

Telefónica, por su parte, se ha convertido en el impulso principal del Ibex, con un ascenso del 0,76% en el precio de sus títulos, mientras que Iberia ha mejorado un 0,62% después de que la Comisión Europea haya autorizado sin condiciones la fusión entre la aerolínea española y British Airways, que se cerró en abril y dará lugar a uno de los mayores grupos aéreos del mundo.

En el mercado de divisas, el euro se cambia a 1,2775 dólares.