Consumer Reports desaconsejó ayer su compra

Un alto ejecutivo de Microsoft se burla del iPhone 4 y lo bautiza "Vista"

El director general de operaciones de Microsoft Kevin Turner se burló hoy del iPhone 4, el último teléfono inteligente de su rival Apple que ha recibido malas críticas y que la agencia de evaluación Consumer Reports desaconsejó ayer comprar.

"Parece que el iPhone 4 podría convertirse en su Vista", aseguró hoy Turner en referencia al sistema operativo de Microsoft que debutó a comienzos del 2007 para reemplazar al sistema Windows XP y resultó ser un fracaso.

"Leí un titular sobre eso la semana pasada y la verdad es que me tuve que reír", afirmó el alto directivo de Microsoft durante la conferencia mundial de socios de la empresa que se clausuró hoy en Washington y a la que asistieron unas 14.000 personas.

Microsoft, que ha admitido haber llegado tarde al pujante sector de la telefonía inteligente, ultima la salida al mercado de su Windows Phone 7, un aparato que usará su sistema operativo Windows 7 y con el que tratará de competir con el iPhone de Apple.

MICROSOFT 138,79 1,11%
APPLE INC. 212,64 1,08%

Turner, que confesó hoy ser una persona enormemente competitiva, no desaprovechó la oportunidad para lanzar unos cuantos dardos envenenados a su rival, al burlarse de los problemas de recepción del iPhone 4 desde su lanzamiento el pasado 24 de junio.

"Una de las cosas que quiero asegurarles hoy es que podrán usar el Windows Phone 7 y no tendrán que preocuparse de cómo sujetarlo para realizar una llamada", afirmó Turner.

Los clientes del nuevo teléfono de Apple se quejan de que al sujetar el iPhone 4 por los bordes inferiores se pierde de repente la recepción.

Apple afirmó el pasado 2 de julio que los problemas de cobertura se deben a un método erróneo para calcular la señal que está presente en todos sus modelos anteriores.

La compañía anunció que "en unas semanas" estará disponible una aplicación de software para resolver el problema porque, hasta el momento, las barras de cobertura representan más recepción de la que en realidad el teléfono recibe.

"Tras una investigación, nos asombramos al averiguar que la fórmula que utilizamos para calcular cuántas barras de intensidad de señal representadas es totalmente errónea", reconoció Apple en una carta a sus clientes.

Pese a estar rezagada en la telefonía inteligente, Turner dijo hoy que la competencia en ese sector no ha hecho más que empezar.

Según los datos que baraja la compañía, este año se venderán más de 220 millones de teléfonos inteligentes en el mundo, una cifra que se espera que supere los 430 millones para 2014.

Las previsiones de incremento de ventas para este año representan un aumento del 44 por ciento frente a 2009.