Hasta los 377.659 coches

GM eleva la previsión de producción en Figueruelas por el tirón del Meriva

El fabricante automovilístico General Motors (GM) ha aumentado las previsiones de producción de la planta zaragozana de Figueruelas gracias al aumento de las ventas del Meriva, que se fabrica allí.

General Motors ha decidido elevar las previsiones de producción en su planta de Figueruelas (Zaragoza) para el año 2010 hasta los 377.659 coches, lo que supone un incremento de 23.659 con respecto a la previsión anterior. La previsión efectuada a comienzos de año era de una producción de apenas 300.000 vehículos, precisamente el volumen que Magna pretendía asignar a la planta aragonesa.

La favorable evolución de la cartera de pedidos ha motivado también que General Motors cancele su decisión de suprimir el turno de noche en la fábrica zaragozana. æpermil;ste será reactivado al 100% a partir del 1 de septiembre y favorecerá la reincorporación de unos 250 trabajadores.

Los empleados de Figueruelas están trabajando incluso los sábados de verano, lo que ha motivado la convocatoria de dos jornadas de huelga por parte del sindicato CGT. Este considera un contrasentido que se realicen horas extraordinarias, mientras siguen en curso los expedientes de regulación de empleo acordados en el pacto suscrito hace tres meses. Sin embargo, la primera jornada de paro, celebrada el pasado día 10, ha tenido un seguimiento muy escaso y para la segunda, convocada para el próximo sábado, día 17, las perspectivas no son mejores.

El presidente del comité de empresa de Figueruelas, José Juan Arceiz, subraya que "el mantenimiento del turno de noche constituye una excelente noticia, ya que traduce la aceptación que los coches están encontrando en el mercado".

Las ventas del nuevo Meriva, que se fabrica totalmente en Figueruelas, están superando todas las previsiones. No obstante, la empresa ha hecho un llamamiento a la prudencia, "ya que la demanda de automóviles es muy compleja y cambia prácticamente cada semana".

De todas formas, el mantenimiento del turno de noche supone una mayor estabilidad que el recurso a las horas extraordinarias y favorece la paz social en la factoría.

En junio, el presidente de General Motors Europa (GME), Nick Reilly, aseguró a los trabajadores de la planta de Figueruelas que el plan industrial acordado sigue su curso, a pesar de su renuncia a los avales gubernamentales, lo que significa que acometerá la reestructuración sin ayudas de los Gobiernos. El gigante estadounidense registró en el primer trimestre sus primeros beneficios desde 2007,

coches es el incremento de la producción prevista para Figueruelas en el año 2010.

La cifra

23.659