Capacidad de 16 MW

Enel inaugura en Venecia un ciclo combinado de hidrógeno

El consejero delegado de Enel, Fulvio Conti, inauguró ayer una central de ciclo combinado en Fusina (Venecia), la primera instalación del mundo en su tamaño que es alimentada con hidrógeno. La planta, con una capacidad de 16 MW, produce energía eléctrica y calor y utiliza 1,3 toneladas de hidrógeno a la hora. Su rendimiento eléctrico es de casi el 42% y carece de emisiones de ningún tipo, según señala Enel en un comunicado de prensa.

La energía producida por esta central es equivalente al abastecimiento de 20.000 familias y evitará emisiones a la atmósfera de 7.000 toneladas de CO2.

El proyecto ha requerido de una inversión de unos 50 millones de euros, y se sitúa en el área de la central Andrea Palladio de Enel, adyacente al complejo petroquímico del Puerto Marghera, de Venecia, del que recibe el hidrógeno generado en el ciclo productivo.

Esta planta forma parte del proyecto del Parque de Hidrógeno, consorcio nacido en el año 2003 bajo la iniciativa de la Unión Industrial de Venecia, que financia la región del Veneto y el Ministerio de Ambiente italiano con casi cuatro millones de euros. Su objetivo es desarrollar en el puerto veneciano aplicaciones tecnológicas con hidrógeno, tanto en el campo de la generación como en la del transporte. Según la nota de prensa, el proyecto coloca a Enel y a Italia "en la vanguardia" de este tipo de desarrollos tecnológicos.

La planta de Fusina viene aplicando desde 1997 adaptaciones medioambientales, como la desulfurización o la desnitrificación.