La batalla por el control de Vivo

Los analistas creen que el acuerdo sobre Vivo está más cerca gracias al diálogo

La noticia de que Telefónica y Portugal Telecom se sentarán a negociar para buscar una salida al conflicto desatado por la oferta de compra de Vivo ha sido bien recibida por los analistas. La opinión mayoritaria es que la búsqueda de un acuerdo servirá para desbloquear la situación y más si a eso se une la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE contra la acción de oro del Gobierno portugués.

El más rotundo fue Fidentiis: "Con accionistas y gestores de ambas partes a favor del acuerdo y con la sentencia de hoy por ayer del Tribunal Europeo de Justicia en contra de la acción de oro, el acuerdo es casi seguro", aseguraba, en una nota.

"Seguimos pensando que la operación se cerrará en el corto plazo a un precio de 7.150 millones el mismo de la última oferta de Telefónica, bien a través de un camino -ilegalidad de la acción de oro- o de otro -aprobación de la oferta por el Consejo de PT-", señalaban los analistas de Caja Madrid. "Vemos improbable un aumento de la oferta -los accionistas ya han mostrado su apoyo mayoritario en las condiciones mencionadas-, y no creemos que el veto del Gobierno portugués tenga que ver con una cuestión económica".

TELEFÓNICA 6,54 0,14%

Los expertos del Santander también consideraron ayer que la resolución puede ser acelerada. "Las declaraciones por parte de ambas compañías y el apoyo de los accionistas en la junta (75%) son indicaciones claras de que la transacción saldrá adelante -y posiblemente más rápido-", explicaba la firma de inversión.

Para Ahorro Corporación, "el cierre de la operación es ya solo cuestión de tiempo puesto que las dos compañías están dispuestas a negociar".

Petición nacional

Algunos analistas consideran que Telefónica ha accedido a dialogar con Portugal Telecom a petición del Gobierno español. Así lo cree Iberian Equities, que añade que el Ejecutivo nacional le habría pedido que optara por la vía más "políticamente correcta".