Actualmente asciende al 64%

El FMI prevé que la deuda de EEUU llegue al 100% del PIB en diez años

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó hoy que la deuda de Estados Unidos se acercará al 100% del PIB en diez años, antes de lo calculado por el Gobierno, y después siga en alza, por lo que pidió un ajuste fiscal grande a medio plazo.

El organismo divulgó su cálculo como parte del análisis anual que sus expertos realizan de la economía estadounidense, cuya deuda supone, actualmente, el 64% del PIB.

"La diferencia principal (con los cálculos del Gobierno) es que nosotros somos algo menos optimistas sobre la trayectoria de crecimiento de Estados Unidos", explicó en una rueda de prensa David Robinson, subdirector del departamento de América del FMI.

El Fondo cree que la mayor economía del mundo se expandirá un 3,3% este año y cuatro décimas menos en el 2011, con tasas similares en el 2012 y 2013.

Se trata, a su juicio, de una recuperación "modesta" en comparación con el pasado, que está además lastrada por un desempleo "muy alto" y en la que Estados Unidos no logrará recuperar todo el terreno perdido durante la recesión.

Dadas esas circunstancias, el FMI respaldó los planes fiscales del Gobierno para el año fiscal 2011, que comenzará en octubre, en el que se prevé una reducción del déficit estructural de dos puntos porcentuales.

Aunque no pidió más ajuste presupuestario a Estados Unidos a corto plazo, Robinson recalcó que los planes anunciados hasta ahora por el Gobierno para controlar sus números rojos a medio plazo son insuficientes.

Estados Unidos por primera vez permitió al FMI realizar un estudio en profundidad de su sistema financiero, tras el cual el organismo ha concluido que aunque la banca ha mejorado mucho desde los días peores de la crisis, aún es vulnerable.

"El riesgo clave en Estados Unidos son las pérdidas en los préstamos en el sector inmobiliario comercial. La ola de suspensión de pagos aún no ha llegado a su punto más alto", advirtió en la rueda de prensa Charles Kramer, el jefe para Norteamérica del departamento de Asuntos Monetarios y Mercados de Capitales del FMI.

La construcción de aparcamientos, oficinas, fábricas y otros edificios comerciales pasa por un momento muy difícil, especialmente en el oeste y el sur del país, lo que afecta principalmente a la pequeña banca, cuyos balances están llenos de préstamos a ese sector.

Kramer dijo que el volumen de créditos morosos supera el billón de dólares.

En vista del estrago que la burbuja inmobiliaria ha hecho a la economía estadounidense y mundial, Robinson recomendó al Gobierno de Washington que se plantee reducir o eliminar las exenciones tributarias por el pago de los intereses hipotecarios de las que disfrutan actualmente los propietarios de viviendas.

El experto del FMI destacó que de todas formas esas ventajas "probablemente benefician a los ricos más que al resto".