La séptima del año

Grecia afronta mañana una huelga general en protesta por la reforma de pensiones

Grecia afronta mañana la séptima huelga general del año en protesta por la reforma del sistema de pensiones, lo que paralizará el transporte público -afectará a las conexiones en avión, barco y tren- y reducirá la atención sanitaria a las urgencias.

La jornada de protestas coincide con la tramitación parlamentaria de la nueva ley de pensiones, que el Ejecutivo socialista prevé aprobar sin problemas gracias a la mayoría absoluta de la que goza en la Cámara.

El nuevo modelo eleva la edad media de jubilación hasta los 65 años, aumenta de los 35 a los 40 los años de cotización para obtener la pensión máxima, equipara la edad de jubilación femenina a la masculina, y rebaja la cuantía media de las pagas.

Según el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, los cambios responden a la necesidad de reformar la economía del país, que afronta la peor crisis presupuestaria de los últimos 50 años, y que llevó a recurrir a la ayuda internacional para sortear la quiebra.

El préstamo trienal de 110.000 millones concedido por los países de la zona euro y del Fondo Monetario Internacional (FMI) requiere el cumplimiento de un programa de recortes que, según Papandréu, "es necesario para salvar al país" de la bancarrota.

La huelga afectará a todos los sectores económicos, incluidos los transportes, de esta forma, cientos de vuelos internacionales y nacionales serán cancelados o sufrirán retrasos debido al paro de cuatro horas (07.00-11.00 GMT) de los controladores aéreos.

Las conexiones de los barcos desde la Grecia continental a las islas, así como el transporte en tren, han sido cancelados a partir de la medianoche del miércoles, al igual que el transporte público en todo el país.

A la convocatoria de la huelga por parte de los sindicatos mayoritarios del sector público y privado se han sumado los representantes laborales del comercio, la banca, la abogacía, los funcionarios de Hacienda y de los ministerios, y los servicios de agua, telecomunicaciones y del sector eléctrico.

También han anunciado que participarán en la huelga los médicos y el personal sanitario de los hospitales públicos, que atenderán sólo casos de urgencia, los empleados de los ayuntamientos y los policías afiliados a organizaciones sindicales.

El Estado gasta el 12,5% por ciento de su Producto Interno Bruto en el sistema de pensiones, e incluso con los cambios que se implementarán, alcanzará el 15,5% del PIB en 2060, informó el ministro del Trabajo, Andreas Loverdos.

La Confederación General de Trabajadores del sector privado (GSEE), junto con la Unión de Funcionarios Civiles (ADEDY), ha convocado con motivo de la huelga a manifestarse en Atenas y en las principales ciudades del país.

Los periodistas y técnicos de los medios han anunciado su participación en la huelga, lo que supondrá un apagón informativo de 24 horas.