José Joaquín Ripoll, del Partido Popular

Detenido el presidente de la Diputación de Alicante por supuesta corrupción

La policía judicial puso ayer en marcha una amplia operación contra la corrupción en Alicante que supuso la detención del presidente de la Diputación Provincial, José Joaquín Ripoll, del Partido Popular, tres concejales del Ayuntamiento de Orihuela y dos empresarios, Enrique Ortiz y Ángel Fenoll. Todos estarían supuestamente involucrados en un delito de soborno en la adjudicación de una contrata de tratamiento de residuos urbanos en la comarca de la Vega Baja.

A última hora del día, y tras más de 12 horas de declaración, Ripoll, que también es presidente del PP provincial y encabeza la corriente crítica con Francisco Camps, fue puesto en libertad con cargos, sin que se precisara cuáles se le imputan. Los otros cinco detenidos también fueron puestos en libertad.

La operación, coordinada por la Fiscalía Anticorrupción, en colaboración con el Juzgado de Instrucción número 3 de Orihuela, se inició a primera hora de la mañana con el registro simultáneo de la sede de Diputación de Alicante, el Ayuntamiento de Orihuela, las sedes de las empresas implicadas y los domicilios particulares tanto de Ripoll como de Ortiz y Fenoll. En los registros participaron agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera.

Los hechos que han desembocado en esta operación se remontan a 2006 cuando el empresario Ángel Fenoll (próximo al PP y condenado por otro caso de corrupción) denunció un supuesto soborno en la adjudicación de la contrata de la basura de la localidad del sur de Alicante.

Fenoll entregó a Anticorrupción numerosas grabaciones en vídeo de reuniones en las que, supuestamente, se pactaban sobornos. De aquellas investigaciones el propio empresario fue detenido en 2007 (está en libertad bajo fianza) y fue acusado de cohecho y extorsión. Desde entonces está abierto el caso, que permanece bajo secreto.

La detención de Fenoll paralizó el plan de construcción de una planta de tratamiento de residuos en la comarca de Orihuela. Hace dos años la Diputación de Alicante retomó el proyecto y se lo adjudicó a una UTE participada por el constructor Enrique Ortiz.

Enrique Ortiz también está en 'Gürtel'

La operación de ayer no está vinculada al caso Gürtel, que afecta a diversos cargos del PP valenciano, entre ellos al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, pero sí tiene un elemento común, el empresario Enrique Ortiz, quien supuestamente habría participado en la financiación irregular del PP autonómico.

Ortiz es un constructor que, entre otros negocios, compró suelo a Terra Mítica cuando el parque lo subastó para salir de la crisis, es también propietario del Hércules CF (recién ascendido) y promueve un polémico desarrollo urbanístico en Alicante, el plan Rabasa.