Para la posible compra de Vivo

Telefónica negocia un préstamo de 8.000 millones con los bancos

Telefónica dispone de líneas de crédito abiertas para hacer frente a la posible compra de la operadora brasileña Vivo y ya ha refinanciado todos los vencimientos de su deuda para este año, pero eso no significa que no siga mirando y estudiando las operaciones de financiación que le ponen los bancos encima de la mesa.

La última que le ha llegado es una oferta de un préstamo por 8.000 millones de euros, en el que participarían varios bancos. Telefónica usaría esta cantidad para dos objetivos. El primero sería financiar parte de la compra de Vivo, para lo que destinaría unos 5.000 millones. El resto, 3.000 millones, iría a refinanciar vencimientos de deuda de 2011.

En estos momentos, todavía se están negociando las condiciones del préstamo, los plazos y los precios, así que la operación no está cerrada. Que llegue a buen término dependerá del coste de este pasivo y de si le sale más barato a Telefónica que las líneas de crédito que tiene actualmente disponibles.

TELEFÓNICA 6,11 -2,86%

Fuentes cercanas a la negociación explican que la decisión no es inminente y que puede producirse a finales de este mes.

La operación más grande que Telefónica tiene entre manos en estos momentos es la compra a Portugal Telecom (PT) del 30% que tiene en la operadora brasileña Vivo. La española ofreció 7.150 millones por esa participación y la junta de PT dio el visto bueno por abrumadora mayoría. Pero el Gobierno portugués hizo uso de su poder de veto y la operación está parada en estos momentos. Si no se consigue desbloquear la compra antes de que se cierre el préstamo, todo apunta a que la cuantía bajaría para ajustarse sólo a los 3.000 millones que Telefónica busca para refinanciar deuda de 2011.