Ventas de automóviles

El Audi A5 rescata a los deportivos de gama alta

El modelo del fabricante alemán supone el 57,4% de las ventas totales

Audi A5
Audi A5

La buena primavera que han vivido las ventas de automóviles en España no se ciñen exclusivamente a los modelos más baratos, aquellos incluidos en el Plan 2000E de achatarramiento de vehículos. La venta de deportivos de gama alta (segmento en el que se incluyen las berlinas cupé) ha logrado repuntar un 52,2% en el periodo y se ha logrado poner bastante cerca de los niveles que se registraban antes del desplome de matriculaciones de 2008 y 2009.

Buena parte de la responsabilidad de esta recuperación de los bólidos más caros, sin embargo, recae sobre un solo modelo, el Audi A5, un modelo diseñado por Walter da Silva y lanzado al mercado en 2007. Actualmente, este modelo supone el 57,4% de las ventas totales del segmento, después de haber casi doblado sus matriculaciones en el último año. Algo parecido sucede con la Clase E de Mercedes Benz, presentado en el Salón Internacional de Ginebra de 2009.

Este modelo ha cosechado un notable éxito en el primer semestre del ejercicio, tras casi multiplicar por seis su comercialización después de que la quinta generación del modelo saliese a la venta el pasado año. Ambos modelos suponen el 74,3% de las ventas de este nicho de mercado.

Mención aparte merece el Porsche Panamera, un coche que no sólo es el primer modelo de cuatro puertas del legendario fabricante de deportivos, sino que constituye en sí mismo un concepto novedoso sin competidores claros. La empresa cuenta con vender unas 20.000 unidades anuales en todo el mundo. De este automóvil se han vendido 139 unidades en la primera mitad de su primer año completo en el mercado. El top 5 lo completan otros modelos como el BMW Z4 o el Volvo C70.

Suben los todoterrenos

Los todoterrenos también han experimentado un repunte considerable, con alzas que llegan hasta el 70% en el caso de los de tamaño medio. Fuentes de Anfac, sin embargo, aseguran que este incremento de las matriculaciones se debe más bien a las bajísimas cifras de ventas del ejercicio 2009 que a una recuperación real del mercado. Con todo, los todoterrenos de cualquier tamaño han pasado de suponer el 7,6% del total a un 8,6%, del total, según los datos de Anfac y Ganvam.

La crisis y las ayudas en todo caso han motivado que la cuota de los coches más pequeños en el conjunto del mercado se ha hecho cada vez mayor en los últimos tres ejercicios. En junio de 2007, los segmentos micro, pequeño, medio-bajo y medio-alto suponían el 73,9% del total. En la actualidad, esa proporción ha pasado al 76,8%. Paralelamente, el segmento de coches ejecutivos ha retrocedido desde 2,26% al 1,6%. La ratio de coches de lujo ha caído a la mitad hasta el 0,18%. En el caso de los monovolúmenes, un segmento en auge durante buena parte de la década, la cuota ha pasado del 15,1% al 12,1% en apenas tres años.

Curiosamente, el nicho de los deportivos se ha salvado de la debacle en estos tres años, y su peso, aunque sigue siendo muy limitado, ha crecido levemente del 0,72% al 0,81%.

Los todoterrenos animan el mercado

Los subsegmentos de los todoterrenos pequeños y medios, conocidos en el argot del automóvil como SUV, fueron los animadores del mercado en junio, con subidas interanuales del 99,6% y del 93,4%, respectivamente. A este crecimiento contribuyó decisivamente la irrupción en el mercado de modelos nuevos como el Ford Kuga, que aumentó un 167% sus ventas hasta 7288 unidades, el Volkswagen Tiguan, con 3.469 coches vendidos y un 66% de alza y el X1 de BMW, del que se comercializaron 3.324 vehículos y que no estaba presente en el mercado en 2009.

Globalmente, los todoterrenos crecieron casi un 85% en el mes y acumula en el semestre un repunte en torno al 60%.

La cifra

121.483 coches se vendieron en España en junio, el 25,6% más. En el semestre el alza llega al 39,5% y 604.161 coches.