Nuevo negocio

Hidra Partners quiere ser el consejero TIC independiente de las empresas españolas

El ex consejero delegado, cofundador y copropietario de Penteo, una de las principales empresas españolas de análisis, Antonio Macià, ha puesto en marcha un nuevo negocio que pretende ser el consejero independiente en proyectos de negocio que incorporen TIC. El directivo explica que la nueva compañía, bautizada como Hidra Partners, va a contar con un grupo de expertos en plantilla -la idea es tener a medio plazo unos 23-, más un equipo externo de unos 400 consultores independientes, con los que mantendrá acuerdos de colaboración.

Macià precisa que la nueva empresa no es una consultora tecnológica, ni un integrador, ni un analista. "Es una compañía de consejo independiente. Hidra hará la figura de consejero independiente como el de un Consejo de Administración, y su misión será aportar ese asesoramiento a las organizaciones, sin ningún interés posterior en la implantación de las recomendaciones. El objetivo es que nuestros clientes obtengan de las TIC el máximo rendimiento posible en términos de negocio", señala.

El directivo tiene claro que los proyectos TIC son realmente proyectos de negocio que incorporan tecnología. "La tecnología no es un fin, es un medio, así que es clave que los comités ejecutivos de las empresas, que son quienes están tomando ahora las decisiones de inversión en TIC, estén bien asesorados para minimizar o eliminar riesgos en cada iniciativa".

Para ello, Hidra Partners ha importado a España un modelo de negocio muy anglosajón. "La idea es contar con la experiencia de nuestro personal de plantilla y de la de muchos profesionales independientes. Se trata de un modelo híbrido que nos permite ofrecer el mejor talento en cada momento según el cliente, el área de actuación y el servicio de consejo que nos contraten", añade Macià, que aclara que para seleccionar a los mejores se apoya en dos empresas de recursos humanos. Hidra, que ayudará a sus clientes a decidir sobre las inversiones TIC y a sacar más rendimiento de ellas, prevé facturar 300.000 euros este año y doblar esa cifra para 2011. "Dependerá de la crisis, pero vemos recorrido para servicios de calidad", dice.